Barcos de recreo acosan a las ballenas en la costa valenciana

El viernes 25 de junio a las 12.00 de la ma帽ana en la cara norte del cabo Prim frente a X脿bia y a unos 20 metros de profundidad integrantes de un centro de buceo se encontraron un pez luna (nombre cient铆fico: Mola mola) muerto. Seg煤n los buzos que lo encontraron, ten铆a marcas de h茅lices y signos evidentes de haber sido embestido por una embarcaci贸n a motor.

As铆 lo ha contado este mi茅rcoles Ecologistes en Acci贸, que alerta de que este “desgraciadamente no es un hecho aislado: la creciente masificaci贸n n谩utica genera graves problemas medioambientales, cada vez existen m谩s embarcaciones recreativas y la gran mayor铆a de los usuarios del sector recreativo a motor toman a la naturaleza y al mar como un objeto de consumo, sin tener en cuenta el grave impacto que generan”.

Seg煤n los ecologistas, en primer lugar aquellos usuarios que utilizan el mar como un circuito de alta velocidad adem谩s de provocar muertes directas como el caso del pez luna, tambi茅n matan a otras especies, muchas de ellas protegidas como delfines. En segundo lugar, el potente ruido de los motores supone una grave contaminaci贸n ac煤stica y altera los h谩bitos de la fauna marina, por ejemplo, provocando comportamientos de estr茅s, p谩nico y fuga.

Y por fin, sigue esta entidad, las embarcaciones a motor suponen un gasto innecesario y masivo de combustibles f贸siles: “Parece incre铆ble que a estas alturas con la situaci贸n de calentamiento global y la crisis de energ铆as, se pueda dedicar tanta cantidad de combustible a este tipo de actividades de ocio. Incluso debemos destacar que los humos, los aceites y las p茅rdidas de combustibles son otros agentes contaminantes”.

Pero este no es el 煤nico hecho censurable en alta mar que denuncia Ecologistas en Acci贸. Esta organizaci贸n tambi茅n ha informado de que el s谩bado 26 de junio un grupo de ballenas rorcuales fueron vistas en la costa de la Marina Alta y “enseguida un grupo de embarcaciones se pusieron a perseguirlas como si de una diversi贸n o de un espect谩culo de consumo se tratase y sin pensar en las consecuencias que un comportamiento de acoso puede provocar, al menos estresar a los animales”.

“Consideramos que es correcto que unas pocas embarcaciones, con tripulaciones acad茅micamente calificadas, participen en estudios cient铆ficos y hagan los seguimientos con vistas a mejorar el conocimiento y situaci贸n de los cet谩ceos; pero el resto, la mayor铆a de embarcaciones recreativas que estaban persiguiendo en las ballenas, de hecho lo que estaban haciendo era contaminar y estresar”, siguen los ecologistas.

“En la misma cara norte del cabo Prim se produjo la imagen que dejamos justo encima de estas l铆neas y que pr谩cticamente no necesita comentario. La situaci贸n, que como m铆nimo fue peligrosa para las ballenas, debi贸 significar para los usuarios de la embarcaci贸n quiz谩s un poco de adrenalina y una an茅cdota m谩s que a帽adir a su ego o tal vez navegaban a tanta velocidad que iban ni siquiera vieron las ballenas”, critican los ecologistas con dureza. Esta entidad recuerda adem谩s que existe una legislaci贸n espec铆fica que ordena guardar la distancia con las ballenas especialmente por la parte frontal y no seguirlas por detr谩s a una distancia inferior a 300 metros: “De hecho lo deseable ser铆a no perseguirlas”.

“Desgraciadamente, la migraci贸n de las ballenas se est谩 convirtiendo en un espect谩culo: en otros lugares del planeta donde es m谩s f谩cil y previsible verlas, es ya un reclamo tur铆stico y hay empresas que van detr谩s de las ballenas. En la Marina Alta no hemos llegado a tanto, pero s铆 se est谩 empezando a vivir lo que podr铆amos llamar 'caza de selfie con ballena', es decir, grupos de embarcaciones a motor que van detr谩s de las ballenas para hacer la foto”, lamentan.

Los ecologistas han advertido de esta situaci贸n al Ministerio de Medio Ambiente (MITECO) en el que le advierte de que la expansi贸n del sector n谩utico va a m谩s sin medidas de protecci贸n como los los planes de gesti贸n de las ZEC/ZEPA (Zona de Especial Conservaci贸n/ Zona de Especial Protecci贸n de las Aves marinas) que llevan dos a帽os sin aprobarse.

En este sentido, los conservacionistas defienden que en esos futuros planes deber铆an dictaminarse “limitaciones de velocidad y restricciones a la movilidad de las embarcaciones recreativas, por ejemplo, prohibici贸n de navegar a motor en ciertas zonas como el freo del Portitxol o incluso toda la franja situada a 200 metros de la costa, ya que en los acantilados hacen el nido aves protegidas y la contaminaci贸n ac煤stica de motores y m煤sica procedente de las embarcaciones son un factor de estr茅s en un entorno natural”.

-

Comentarios

Entradas populares