Piden la declaración de La Hunde de Ayora como refugio de fauna

 

La Asociación en Defensa del Patrimonio de Ayora ha iniciado una recogida de firmas para pedir la anulación de la subasta para el aprovechamiento cinegético de la Hunde en curso y la declaración de la Hunde-Palomera como refugio de fauna.

Petición a través de change.org

El paraje de La Hunde, situado al noroeste del municipio de Ayora, es uno de los conjuntos patrimoniales naturales más importantes de la Comunidad Valencina, con una superficie de 4.844 hectáreas de Monte de Utilidad Pública, registrado con el número 154 en el Catálogo, con la denominación “La Hunde y Palomera”, y es propiedad de la Generalitat Valenciana. Orográficamente se considera perteneciente a las estribaciones occidentales del Macizo del Caroche, ya en los límites del Sistema Ibérico.

La Hunde, además de extensos bosques de pinos, ricos en carrasca y otras especies nobles de bosque mediterráneo, como quejigo, arce, fresno, y madroño, tiene en su seno pastizales y zonas de labor, fuentes naturales, cuevas y espectaculares roquedos; una amplia variedad de hábitats que sustenta una fauna rica y diversa, entre la que destaca el grupo de rapaces, con águila real , águilas culebrera y calzada, busardo ratonero, azor, gavilán, cernícalo común, halcón, búho real y cárabo. En el grupo de mamíferos destaca la presencia de gato montés, topillo de cabrera, los murciélagos cavernícolas, y grandes herbívoros como ciervo, cabra montés, corzo y arruí. Y como prueba de la riqueza en flora hay declaradas tres microrreservas. Además cuenta con una importante infraestructura de instalaciones forestales y recreativas (vivero forestal, observatorio de vigilancia de prevención de incendios, balsas, campamento, zona de acampada y área recreativa, refugios forestales de Palomera y el Lobo, casas forestales varias e incluso un pequeño museo de historia natural). A toda esta riqueza se suman los restos arqueológicos, como los del Cerro de La Hunde, Cerro de los Carpios, Cerro del Refugio de Palomera, y Cueva Negra, y grabados del Paleolítico Superior identificados y catalogados.

En definitiva, está claro que el lugar merece no sólo ser conservado, sino también protegido a toda costa por su gran valor ambiental y patrimonial, y por los servicios ambientales que presta a vecinos y visitantes. Entre las conclusiones de un estudio de paisaje de la zona de 2016 se dice: “En el grupo de servicios asociados al tiempo libre, destaca, junto al disfrute de las vistas y el senderismo, la importancia de la observación de fauna. Más de la mitad de encuestados (56.8%) dicen haber acudido al monte alguna vez con la intención de observar fauna, frente a la escasa importancia de la caza (2.7%). Llama la atención la variedad de animales que van describiendo y comentando. También es remarcable el número de encuestados (45.9%) que van o han ido alguna vez al monte a observar o fotografiar flora singular.”; y en otro párrafo “Dentro del grupo de los servicios culturales relacionados con la salud, el 78.4% de los encuestados afirman que el monte les aporta tranquilidad y relajación”.

Sin embargo la realidad es que donde hubo un proyecto de declaración de Refugio de Fauna , con el objetivo principal de atraer como nidificante al águila imperial ibérica (consultar Informe Técnico 01/2021 del Servicio de Vida Silvestre) ahora se liquida con la publicación en el DOG de 21 de junio del anuncio de Enajenación de los aprovechamientos cinegéticos en zonas de caza controlada y montes de utilidad pública gestionados por la Generalitat en la provincia de Valencia para las temporadas 2022-2023 y siguientes, en la que se incluye La Hunde y se fijaba el 7 de julio como fecha para la subasta, y un precio de salida de 1.365,08 euros.

La Hunde-Palomera es mucho más que una zona de caza y su gestión debería estar enfocada a la conservación de la biodiversidad y al disfrute sostenible de los múltiples servicios ambientales que proporciona a vecinos y visitantes.

ESPACIOS CINEGÉTICOS HAY CIENTOS EN LA COMUNIDAD VALENCIANA, REFUGIOS DE FAUNA NINGUNO. La Hunde reúne condiciones naturales y de estado legal ideales para ser el primero, y en los dos últimos años no se han organizado cacerías, y en los anteriores sólo una o dos al año. La NO CAZA en este monte era ya una realidad, y si llegado el momento fuese necesario hacer algún control poblacional podría realizarse de manera puntual, selectiva y controlada, e incluso en colaboración con cazadores locales.

Se da la circunstancia que sobre esta comarca se ciernen innumerables proyectos de instalación de parques solares fotovoltaicos, que se suman a los numerosos parques eólicos ya instalados, a los saltos hidráulicos y a una nuclear. Todos ellos consumidores de territorio y amenazas para la biodiversidad. ¡Basta Ya! Ya va siendo hora de ejecutar en este Valle un proyecto de conservación. ¿O es que para el gobierno valenciano esta comarca no es más que periferia destinada a convertirse en territorio de sacrificio?

 

POR TODO ELLO SOLICITAMOS;

LA ANULACIÓN DE LA SUBASTA DEL APROVECHAMIENTO CINEGÉTICO DE LA HUNDE EN CURSO.

 

LA DECLARACIÓN DE LA HUNDE-PALOMERA COMO REFUGIO DE FAUNA, TAL Y COMO RECOGE EL INFORME TÉCNICO 1/2021 DEL SERVICIO DE VIDA SILVESTRE.

Comentarios