La Diputación ampliará el espacio de visita e investigación en el yacimiento íbero de La Bastida de les Alcusses de Moixent

El Diario Oficial de la Generalitat Valenciana (DOGV) ha publicado el sometimiento a exposición pública del expediente para la ampliación de la superficie ocupada por el Museo de Prehistoria de la Diputació de València en el yacimiento íbero de la Bastida de les Alcusses de Moixent. 

La Dirección Territorial de València de la Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica tramita un documento que, superado el plazo de alegaciones, permitirá a la Diputació disponer de más del doble de hectáreas para continuar un proyecto arqueológico y divulgativo casi centenario.

El expediente de ocupación temporal (25 años) del monte de utilidad pública La Umbría de Moixent contempla una superficie de 18,4 hectáreas, frente a las siete en las que trabaja en la actualidad la Diputación junto al Ayuntamiento de Moixent, con el que tiene un convenio para gestionar el yacimiento de La Bastida de les Alcusses, emblema de la red provincial de poblados íberos a través de la cual la corporación y los consistorios divulgan el legado de estos bienes de interés cultural del patrimonio valenciano.


En palabras de Mª Jesús de Pedro, directora del Museo de Prehistoria, “esta ampliación en la que se viene trabajando desde hace décadas es de gran importancia para el crecimiento futuro de un proyecto que prevé dar continuidad a las excavaciones arqueológicas, consolidar las estructuras y servicios para la interpretación didáctica de los hallazgos por parte de los visitantes y la creación de nuevos itinerarios con los que mejorar la experiencia de la visita”.

La responsable del Museo de Prehistoria de la Diputación destaca la estrecha colaboración con el Ayuntamiento de Moixent y el resto de consistorios que forman parte de la red provincial de yacimientos íberos. “Fruto de esos convenios con los entes locales, los yacimientos son espacios muy vivos en los que hay personal para ofrecer visitas guiadas e infraestructuras básicas como baños y aparcamientos, lo que permite compatibilizar la investigación arqueológica con las visitas y, por supuesto, con la protección y mantenimiento de los espacios naturales”.

Casi un siglo de excavaciones

Los técnicos de la Diputació de València participan en las excavaciones de la Bastida de les Alcusses desde 1928. Fue a finales de siglo, en 1995, cuando la corporación decidió poner en marcha un proyecto ambicioso para convertir el buque insignia de la red íbera provincial en un lugar visitable, compatibilizando las investigaciones con la puesta en valor del espacio y la promoción de su uso público como uno de los enclaves imprescindibles del patrimonio valenciano.

El 3 de marzo de 1995 se aprobó la ocupación de algo más de 70.000 metros cuadrados de La Umbría por parte del Servicio de Investigación Prehistórica de la Diputación, lo que supondría el germen de la conversión de este poblado íbero en un espacio visitable. Desde entonces, los técnicos de la corporación y del ayuntamiento han trabajado conjuntamente en la divulgación de un espacio que actualmente es visitado por más de 15.000 personas al año, atraídas por el valor histórico de los hallazgos, pero también por la recreación de espacios como una casa íbera a escala real que muestra cómo vivían los habitantes de La Bastida allá por el siglo IV antes de Cristo.

El expediente que ahora sale a exposición pública por el plazo de un mes recoge la solicitud de la Diputación de disponer de mayor espacio, algo más del doble, con el fin de mejorar la conservación y mantenimiento del yacimiento de La Bastida de les Alcusses y ofrecer nuevos atractivos a los visitantes de este poblado levantado a más de 700 metros de altura.

.-

Comentarios