La plataforma ‘Abeja es Vida’ prepara movilizaciones ante la inminente renovación del acuerdo de la pinyolà

La Conselleria de Agricultura ha trasladado a la asociación de apicultores que está ultimando la norma que estará en vigor durante 2021

La asociación La Abeja es Vida anuncia la convocatoria de movilizaciones por parte de los apicultores para protestar contra el acuerdo de la pinyolà y exigir su derogación.

Tal como explican desde Valencia Fruits, tras mantener una reunión con el director general de Agricultura de la Generalitat Valenciana, Antonio Quintana, La Abeja es Vida da por hecha la inminente renovación del acuerdo de la pinyolà.

Alejandro Boronat, presidente de La Abeja es Vida, ha explicado que “La Conselleria va a mantener una norma que impide la actividad de los apicultores en las zonas citrícolas y que ha puesto al sector al borde de la desaparición en la Comunidad Valenciana. Serán ya 28 años, desde 1993, soportando el perjuicio de un problema que no crean las abejas. La plantación indiscriminada de variedades híbridas es el origen de la pinyolà. La solución no puede ser criminalizar a la apicultura y castigar así una actividad con un valor medioambiental esencial e indiscutible”.

La Abeja es Vida va a trasladar a sus asociados una propuesta de movilizaciones de los apicultores para manifestar su disconformidad y la exigencia de acabar con el acuerdo de la pinyolà en la Comunidad Valenciana. El pasado 6 de noviembre el sector protestó en Valencia, movilizando a 700 manifestantes y 400 camiones por las calles de la ciudad. La asociación va a convocar una reunión para acordar nuevas protestas.

Desde La Abeja es Vida se reitera la unanimidad del sector apícola contra la continuidad del acuerdo de la pinyolà: hace semanas que se presentó ante la Conselleria de Agricultura un Plan de Viabilidad de la apicultura valenciana, respaldado por las principales organizaciones agrarias, y cuya primera medida es poner fin a la pinyolà. En opinión de Alejandro Boronat, “si se mantiene esta normativa, se está perjudicando a las abejas y a todo el ecosistema. Los beneficios medioambientales de la apicultura se están primando y potenciando en toda Europa menos aquí. La Conselleria de Agricultura también lo es de Medio Ambiente pero incumple esa función si no salvaguarda a las abejas. En La Comunidad Valenciana se está penalizando la polinización natural, en base a un problema generado hace muchos años y sin aportar una solución. La citricultura ha cambiado mucho desde 1993 pero el acuerdo se mantiene, perjudicando también a muchos agricultores que sí quieren colmenas en sus campos”.

A petición de La Abeja es Vida, el director general de Agricultura de la Generalitat Valenciana se ha comprometido a incluir a esta asociación en la Mesa Apícola y en todos los foros de negociación de la administración valenciana con el sector. Antonio Quintana ha hecho énfasis en los avances respecto al mapa varietal de las plantaciones citrícolas. Algo que desde La Abeja es Vida consideran insuficiente por no aportar una solución que permita ya el trabajo sin restricciones de los apicultores.

La asociación ha lanzado en Change.org una campaña de recogida de apoyos para pedir que acabe el acuerdo de la pinyolà. Más de 6.700 personas ya han firmado esta petición online.

.-

Comentarios