Mar Giménez: De Bicorp a Europa a través de la pilota valenciana

“A la pelota femenina aún le queda un gran camino por recorrer, pero va a evolucionar cada vez más”

Si hay un deporte con raíces valencianas es precisamente la pilota y dependiendo de la región, el deporte se convierte en una rama más de la sociedad.

Bicorp es un gran ejemplo de ello: los niños aquí no van al campo de fútbol sino al trinquet (donde se juega a este deporte) y muchos campeones valencianos han salido de aquí.

Una de las últimas es Mar Giménez Gascó, que a sus 20 años ya puede decir que ha ganado títulos a nivel nacional e internacional.

Mar ha hecho un pequeño parón en sus días de estudio (está en tercero de Medicina) para responder algunas preguntas sobre la pilota valenciana, el deporte femenino y muchos temas más.

Soy Mar Giménez Gascó, tengo 20 años y estoy en tercero de Medicina.

Debido a los estudios, tengo cada vez menos tiempo para practicar deporte. Sin embargo, sigo practicándolo y jugando todas las competiciones a excepción de fechas más complicadas como son las de exámenes.

¿Cómo empezaste en el mundo de la pilota valenciana?

Comencé a los 6 años.

Si practico la pelota es porque he crecido con ella. Mis abuelos viven en la calle donde se juega en el pueblo, y desde bien pequeña he visto como los fines de semana se hacían partidas y gran parte del pueblo acudía a verlas.

Esto siempre me llamó la atención, pero también fue importante el hecho de que mi padre jugara. Muchas veces le acompañaba a sus finales, y las vivía con mucha emoción (aunque jugara en categoría de aficionados).

 Fue en el año 2006 cuando vi que algunos de mis amigos se habían apuntado a la escuela de pelota, que llevaba unos pocos años en marcha, y entonces decidí apuntarme yo también.

Por entonces, era Pascual Gandía quien entrenaba. Le ponía muchas ganas, y consiguió engancharnos a este deporte a muchos de los niños del pueblo.

¿Cómo ves el presente y el futuro de este deporte?

Yo trato de ser positiva siempre.

Creo que en los últimos años la pelota ha cobrado mayor importancia y llega a más gente gracias a la televisión valenciana de À Punt.

Se trata de un deporte minoritario, que únicamente se practica en el territorio valenciano, por lo que tampoco se puede comparar con otros deportes mayoritarios.

Pero dentro de los deportes minoritarios creo que se está haciendo una gran labor por promoverlo, ya que contamos con un mundo profesional del que otros muchos deportes carecen.

Sí que es verdad que es bastante reducido, y solo lo encontramos a nivel masculino, pero eso mejor que nada, claro.

¿Cómo ha afectado la COVID-19 a tus competiciones?

A día de hoy está todo paralizado. Iba a haber una competición durante el mes de enero y parte de febrero, pero han tenido que retrasarla por las nuevas medidas.

Además se han suspendido los entrenamientos de tecnificación, ya que no se puede hacer uso de las instalaciones deportivas.

Hasta hace poco todo había seguido igual (una vez acabó la cuarentena) con las competiciones de raspall.

Pero este pasado verano se iba a disputar el mundial de pelota a mano en Bélgica y se tuvo que cancelar, y todavía no hay fecha.

¿Y cuáles son tus próximos pasos como profesional?

Los últimos tres años he estado entrenando menos, sobre todo por tema de estudios, pero me he propuesto organizarme mejor para poder entrenar más y recuperar el nivel que tenía antes, pero ese es un objetivo a muy largo plazo.

Cuando se reestablezcan las competiciones internacionales me gustaría prepararme bien para el mundial. Y en la modalidad de raspall, si no se cancela, el mes de marzo debería comenzar la competición de tríos, en la que me gustaría hacer un buen papel.

Al final mi objetivo principal con el deporte es disfrutar y tratar de superarme a mí misma.

¿Cómo ves el deporte femenino respecto al masculino? Por tu experiencia, ¿has notado diferencias?

Sí, hay diferencias.

La pelota a nivel masculino tiene un mundo profesional y a nivel amateur hay mayor número de competiciones de las distintas modalidades.

Las chicas por ahora solo competimos a unas cuantas modalidades.

A la pelota femenina aún le queda un gran camino por recorrer, pero va a evolucionar cada vez más.

En los últimos diez años ha habido cambios que eran por entonces inimaginables.

Ahora además hay una gran cantera de niñas que seguro que impulsa la pelota femenina a otro nivel.

¿Qué le dirías a alguien que quiere empezar en este deporte? ¿O a esos padres y madres que quieren que sus hijos lo practiquen?

Que pruebe y se divierta con él, que no le va a defraudar.

Has nacido y te has criado en Bicorp, ¿qué es lo que más te gusta de tu pueblo?

Sin duda, lo mejor de practicar la pelota en un pueblo como Bicorp y de representarlo en cualquier parte es el apoyo que te da la afición.

Es muy gratificante ver como la gente del pueblo te felicita por los logros y te apoya en los partidos.

Recuerdo que la primera vez que salí de España a competir (categoría sub-15, Bélgica) al volver todo el mundo que me veía por la calle me felicitaba.

Algo que también me hace mucha ilusión es ver como algunas niñas del pueblo me tienen como referente. Una incluso hizo un trabajo sobre mí. Estas cosas sin duda son lo mejor.

Ahora el turismo rural cada vez toma más adeptos. ¿Qué le dirías a alguien para que fuera a Bicorp? ¿Qué rutas y lugares recomendarías? ¿Y en qué época del año te gusta más para visitarlo?

Bicorp es un pueblo con mucho encanto. Si eres una persona a la que le gusta disfrutar de la naturaleza, de los paisajes bonitos y de la tranquilidad, no puede ir a mejor lugar que esta pueblo.

En verano por supuesto, la visita al Río Fraile donde puedes disfrutar de un baño relajante en aguas cristalinas, o si quieres más aventura realizar el descenso del río, barranquismo con amigos o familia. Y en cualquier época del año las rutas de La Cueva de La Araña y Gola Luciano y Ruta del Barranco Moreno... donde disfrutar de visita con guía a diversos abrigos de pinturas rupestres aparte de disfrutar de un bonito paisaje entre barrancos, acompañados de bonitas pozas ideales para tomar el baño.

Comentarios