La Generalitat no se plantea restricciones al uso del agua en la Comunitat

La Generalitat pide al Gobierno una partida para la restauración ambiental tras el incendio de Venta del Moro

 

© LUIS IBÁÑEZ | La consellera de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica, Mireia Mollà, ha remitido una carta al Ministerio de Transición Ecológica en la que solicita una asignación para complementar el esfuerzo inversor del departamento autonómico en las actuaciones de urgencia post incendio sobre las 1.322 hectáreas calcinadas en el incendio de Venta del Moro, declarado el pasado 3 de julio.

La misiva señala el daño del fuego sobre una zona incluida en el Parque Natural Hoces del Cabriel, dentro de la Reserva de la Biosfera Valles del Cabriel. “La afección en una zona como esta que sirve de corredor ecológico de distribución de fauna y de flora y que se caracteriza por su diversidad de paisajes y hábitats entre montañas, cauces fluviales, marismas, tierras cultivadas y lagunas salobres precisa de una dotación que permita reparar el daño sobre el espacio protegido”, ha explicado la consellera.

Los datos provisionales del Servicio de Prevención de Incendios Forestales concretan la afección del fuego sobre más de 1.100 hectáreas de Parque Natural y Zona de Especial Conservación (ZEC), de las que 974 forman parte de la Reserva de la Biosfera.

Una vez recabados todos los informes, la Generalitat iniciará, con cargo a su presupuesto, los trabajos de urgencia sobre la zona que se centran en la conservación del suelo, la lucha contra la erosión y la regeneración natural. En este sentido, técnicos de la Dirección Territorial de Valencia de la Conselleria de Transición Ecológica, junto con los agentes medioambientales, ya han realizado las primeras visitas para valorar las acciones prioritarias. El CEAM (Centro de Estudios Ambientales del Mediterráneo) también se ha desplazado esta semana a la zona del incendio para poder elaborar el informe sobre el impacto ambiental del fuego.

La solicitud de Mollà se enmarca en la responsabilidad de colaboración estatal tras un incendio forestal de envergadura, ya sea por superficie quemada o valor ambiental afectado. El año pasado el Ministerio asignó una partida de 250.000 euros para las acciones de urgencia tras el incendio de Soneja-Azuébar, que afectó al Parque Natural Serra d’Espadà.

El director general de Prevención de Incendios, Diego Marín, ha avanzado que ya se han iniciado los contactos con el Ayuntamiento de Venta del Moro para organizar la mesa de concertación post incendio, que sirve de foro de trabajo para diseñar conjuntamente el plan de restauración ambiental junto con los municipios y los actores del territorio afectado. 

Dos nuevos depósitos por 350.000 euros

Los presupuestos de la Conselleria reflejan la construcción de dos nuevos depósitos de prevención de incendios en la zona afectada por el fuego por un importe de 350.000 euros. Estas infraestructuras forman parte de los 8 nuevos depósitos proyectados cuya ejecución está prevista para 2023

.-

Comentarios