“No podemos destruir el medio rural para que las grandes ciudades tengan abastecimiento”

Una marcha reivindica en Valencia una transición energética que "beneficie a las personas" frente a las grandes empresas

Una manifestación ha reivindicado este domingo en València una transición energética que "beneficie a las personas" frente a las grandes empresas y ha reclamado que a la hora de implantar energías renovables en la Comunitat Valenciana "se tenga en cuenta el impacto medioambiental que suponen", para que sean lo "menos perjudiciales posibles".

Una manifestación ha reivindicado este domingo en València una transición energética que "beneficie a las personas" frente a las grandes empresas y ha reclamado que a la hora de implantar energías renovables en la Comunitat Valenciana "se tenga en cuenta el impacto medioambiental que suponen", para que sean lo "menos perjudiciales posibles".

Los participantes, de diferentes plataformas sociales, han portado pancartas con mensajes como '¿Dónde está la sostenibilidad si arrasamos con la biodiversidad?', 'No a la conversión del mundo rural en polígono industrial' o 'Canviem el sistema, salvem el clima' y han coreado consignas como 'Salvemos lo rural'.

Una de las representantes de Intersindical Valenciana, Ester Rincón, que forma parte de este movimiento, ha valorado, en declaraciones a Europa Press, que en el territorio valenciano están elaborándose "muchos proyectos en espacios de interior verdes para ubicar grandes plantas fotovoltaicas".

Por ello, desde la organización sindical han pedido que se estudie esta situación para encontrar "la mejor ubicación donde situarlas de manera que tengan el menor impacto sobre el territorio". "Esto al final es un negocio especulativo", ha señalado Rincón, que ha instado a "poner en el centro la vida y no el capital".

En esta línea, una de las representantes de la plataforma 'Salvemos Farrajol', Asunción Galarza, ha denunciado que las grandes empresas, a las que ha acusado de "destruir los campos", son "las que salen beneficiadas de esta situación". "No vamos a consentirlo, vamos a luchar hasta el final", ha recalcado.

La Coordinadora de plataformes ciutadanes per una ubicació racional i sostenible de les energies renovables del País Valencià se formó el pasado mes de mayo a raíz de que algunos vecinos afectados se enteraron de la venta de terrenos para establecer placas solares, según ha explicado otra de las integrantes de esta plataforma, Silvia Calvo.

Durante estos meses, ha valorado, el colectivo "ha conseguido que se produzca la suspensión de las licencias" en la localidad valenciana de Buñol. "Tenemos el apoyo de todos los partidos del plenario, que son Izquierda Unida, Podemos, el PP e Izquierda Alternativa de Buñol", ha expresado, al tiempo que ha lamentado que el PSOE, que "es el que gobierna en Buñol ahora, se abstiene en las mociones".

Calvo ha especificado que el colectivo no se posiciona en contra de las placas solares "siempre y cuando se pongan con conocimiento, no se destruya el medioambiente y todo se reparta entre los ciudadanos". "Tampoco hay que destruir el medio rural para que las grandes ciudades tengan abastecimiento", ha afirmado.

Finalmente, desde 'Salvamos Farrajol' han denunciado que lo que las empresas buscan es "cargarse lo que es el medio rural, árboles centenarios, mucha biodiversidad". "Para el pueblo no es ningún beneficio. No vamos a consentirlo. Sí que queremos energías renovables, pero no a cualquier precio", ha finalizado.

.-

Comentarios