El Proyecto LIFE Paludicola llega a la Marjal dels Moros para mejorar la migración del carricerín cejudo

Un grupo de anilladores científicos de aves se ha encargado de identificarlos

Este martes ha tenido lugar la última jornada de anillamiento del Proyecto LIFE Paludicola en la Marjal dels Moros. Desde el 5 hasta el 20 de abril y por cuarto año consecutivo, un grupo de anilladores científicos de aves coordinado por el equipo de Fundación Global Nature/LIFE Paludicola ha trabajado en varios humedales costeros de la Comunidad Valenciana con el objetivo de estudiar el paso de aves migrantes, prestando especial atención al carricerín cejudo.

Dicho proyecto tiene como objetivo frenar el descenso de las poblaciones de carricerín cejudo (Acrocephalus paludicola), el paseriforme más amenazado de Europa, en la península ibérica. Durante el proyecto se ha trabajado en la restauración del hábitat de paso migratorio pre y post nupcial.

La iniciativa está cofinanciada por el programa LIFE de la Unión Europea, cuyos socios son la misma Fundación Global Nature y la Junta de Castilla y León. El Centro de Educación Ambiental de la Comunitat Valenciana (CEACV), situado en Sagunto, ha acogido a la Fundación Global Nature durante el proyecto.

Antonio Guillem, coordinador de proyectos de la Fundación Global Nature de la Comunitat Valenciana, ha explicado que «estas jornadas de anillamiento han sido durante 15 días consecutivos en toda la Comunidad Valenciana. Tenemos 6 estaciones de muestreo y lo que estamos intentando es capturar carricerinos cejudos, que es el ave paseriforme más amenazada de Europa, para su control. El proyecto lo que intenta es frenar el descenso de estas poblaciones, ya que estos animales viven en los humedales y, por desgracia, los humedales han sufrido una regresión importante en estos últimos años. Y, con este proyecto, a través de acciones de restauración del ecosistema, lo que pretendemos es mejorar el hábitat para que estos animales tengan lugares donde descansar durante su ruta migratoria».

El proyecto cuenta con el apoyo de la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural de la Generalitat Valenciana, el Ministerio de Transición Ecológica, a través de la Fundación Biodiversidad, el Ayuntamiento de Torreblanca y la empresa INFERTOSA S.A.

Estas acciones se han llevado a cabo durante el período 2017-2020 en 12 municipios de tres regiones españolas (Castilla-La Mancha, Castilla y León y la Comunidad Valenciana), todas ellas incluidas en espacios de la Red Natura 2000. Las zonas de nuestra comunidad en las que se ha trabajado son: Parc Natural del Prat de Cabanes-Torreblanca; la Marjal dels Moros, aquí en Sagunto; el Parc Natural de l’Albufera de València y el Parc Natural de la Marjal de Pego-Oliva. A estos cuatro humedales incluidos en el LIFE Paludicola, este año 2021 se han unido el marjal de La Safor y el Parc Natural El Fondo gracias a las actuaciones ejecutadas con la ayuda concedida por la II Convocatoria Medioambiental de Fundación Bancaja y Bankia para el proyecto de “Restauración y monitoreo de fauna en humedales costeros mediterráneos”.

En total seis humedales donde los encargados de realizar estos trabajos de anillamiento han sido Grupo Au, GOTUR, Grupo Pit Roig y SIO (Sociedad Ilicitana de Ornitología).

Darío Moreno, alcalde de Sagunto y concejal de Medio Ambiente, ha manifestado que «proyectos como este son importantísimos para conocer un poco más sobre esas especies que están en peligro y que tenemos que proteger. Tener más conocimiento nos permitirá protegerlas mejor pero, además, este proyecto también nos ha servido para incrementar la calidad de los espacios naturales de la Marjal dels Moros. La Marjal dels Moros es uno de los lugares de referencia en toda la Comunidad Valenciana en términos de naturaleza, pero sobre todo en términos de marjales. Los datos de este proyecto demuestran la gran potencialidad que tiene como espacio y particularmente como punto de migración de las aves. Y por eso es tan importante que proyectos como este nos ayuden a entender mejor cómo funcionan estos ecosistemas y también que nos hagan reflexionar sobre la importancia desde las administraciones y desde la sociedad en general de cuidar estos parajes naturales».

Esta pequeña ave, mundialmente amenazada, tiene en los humedales costeros del Levante uno de los pocos enclaves conocidos de paso migratorio desde sus zonas de invernada en Senegal y Malí (África) hasta sus zonas de reproducción en Bielorrusia, Polonia y Ucrania.

Anna Pons Frígols, directora del Centro de Educación Ambiental de la Comunitat Valenciana (CEACV),  ha querido añadir que «desde el Centro de Educación Ambiental colaboramos con todo aquello que tiene que ver con la regulación y la atención del uso público de la Marjal dels Moros y en dar a conocer los valores naturales y patrimoniales de esta zona húmeda.» A lo que ha añadido que: «En lo que respecta a proyectos como el que tiene entre manos la Fundación Global Nature, nosotros nos encargamos de difundirlo y que los visitantes conozcan cuál es el ciclo biológico de esta especie en el marjal y qué es lo que se está haciendo en el proyecto para mejorar la especie del carricerín cejudo. Además, tratamos de educarlos en temas relacionados con la sostenibilidad poniendo el foco en las cuestiones medioambientales y en cuestiones de conservación de la biodiversidad».

Los humedales son ecosistemas escasos, delicados y vitales para la supervivencia de la mayoría de las aves migratorias. Actualmente se encuentran muy amenazados debido a la transformación del paisaje (cambios en el régimen hidrológico en sitios clave, desecación de humedales, drenajes, abandono de actividades tradicionales en las inmediaciones como el pastoreo) teniendo un impacto severo en estos ecosistemas acuáticos.

.-

Comentarios