El Ayuntamiento de València y la Real Acequia colaborarán para mejorar la Albufera

El Ayuntamiento ayudará a la modernización de los regadíos, siempre que los ahorros que se obtengan "se destinen íntegramente" al humedal "como reserva de agua ambiental"

El Ayuntamiento de València y la Acequia Real del Júcar han puesto de manifiesto "la voluntad de colaboración máxima" entre ambas instituciones para garantizar una aportación ambiental de la máxima calidad que "contribuya de manera efectiva a la recuperación del buen estado ecológico de la Albufera".

El vicealcalde y regidor de Ecología Urbana, Sergi Campillo, ha mantenido una reunión con la directiva de la entidad y ha subrayado el apoyo municipal a la modernización de los regadíos, siempre que los ahorros que se obtengan "se destinen íntegramente a la Albufera como reserva de agua ambiental".

Necesidades ambientales del humedal

Esos trabajos, ha explicado el vicealcalde, "permitirán recuperar una parte importante de las aportaciones de la mejor agua para atender las necesidades ambientales del humedal durante los meses sin cultivo arrocero".

Además, Campillo ha subrayado la necesidad de que en el próximo ciclo de planificación hidrológica de la demarcación hidrográfica del Júcar, cuyo proceso de consulta pública ha de comenzar en los primeros meses de 2021, "queden inequívocamente asignados al uso ambiental de la Albufera estos importantes caudales ahorrados que la modernización está ya generando".

Durante el actual año hidrológico, los caudales procedentes de los mencionados ahorros que se están destinando a uso ambiental en l’Albufera llegan a los 12 hm³, y de acuerdo con lo que indican los representantes de la Acequia Real, se aproximarán a los 40 hm³ anuales cuando se modernizan todos los sectores previstos.

La reunión ha contado con la participación del presidente de Acequia Real del Júcar, Antonio Costa Magraner; el secretario general, Juan Valero de Palma; la vicesecretaria, Ana Ferrer Galotto; y el técnico de la Unión Sindical de Usuarios del Júcar Alberto Hervás Ferrer.

La gestión de estas aportaciones se realiza, ya desde la temporada 2018-19, de manera coordinada entre la Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica, y el Ayuntamiento de València con la colaboración de los regantes y personal técnico de la Acequia Real.

"Sintonía"

Campillo también ha destacado "la sintonía respecto a la necesidad de adecuar el actual marco normativo para facilitar la reutilización de los caudales de aguas regeneradas para el regadío".

Esto permitiría también liberar caudales de agua de la mejor calidad para uso ambiental, y la urgencia de finalizar las actuaciones en materia de saneamiento pendientes de ejecución en el entorno de la Albufera.

El vicealcalde ha valorado "muy positivamente" la relación presente y futura con la Acequia Real y la importancia de las aportaciones que se esperan poder asegurar en el próximo ciclo de planificación.

Recuperar la biodiversidad manteniendo las actividades tradicionales

Asimismo, ha señalado también que las necesidades hídricas del humedal para recuperar la biodiversidad y el habitado invernal y poder continuar manteniendo las actividades tradicionales superan el volumen que puede aportar la modernización.

"Y es la administración competente en materia de agua la que tiene que encontrar la forma de garantizar la totalidad de los caudales necesarios, que se han estimado en 70 hm³ por los meses sin cultivo", ha matizado.

Ambas entidades han acordado mantener los contactos para intercambiar información de cara a la coordinación de las alegaciones y sugerencias que se puedan plantear durante el proceso de consulta pública del próximo ciclo de planificación hidrológica.

.-

Comentarios