sábado, 16 de febrero de 2019

El futuro de las centrales nucleares españolas, en el aire tras la convocatoria electoral


infoJUCAR | Sánchez toma el control del Consejo Nuclear horas después de convocar elecciones y expulsa al PP | El acuerdo alcanzado entre Gobierno y eléctricas queda a expensas del nuevo escenario político
El Gobierno ha propuesto el nombramiento de cuatro consejeros para renovar el pleno del Consejo de Seguridad Nuclear tras abortarse el pacto con el PP para repartirse el máximo órgano de control del supervisor.

Tal como informa el diario El Mundo, en uno de sus últimos Consejo de Ministros tras anunciar la convocatoria de elecciones para el próximo 28 de abril, Pedro Sánchez ha dado el visto bueno al nombramiento de Elvira Romera, Pilar Lucio, Francisco Castejón y Josep María Serena como consejeros.
Los tres primeros son perfiles vinculados al PSOE, mientras que Castejón es miembro de Ecologistas en Acción y ha sido propuesto por Podemos. El quinto miembro es Javier Dies, nombrado en su momento por el PP y que mantiene su sillón.
Es la primera vez que el PP pierde tanto peso en el organismo encargado de vigilar las centrales nucleares. Y lo hace en un momento clave, cuando las siete instalaciones que aún operan en España se enfrentan a su cierre progresivo entre 2025 y 2035 según el acuerdo alcanzado entre el actual Ejecutivo y las grandes eléctricas, que tras la convocatoria electoral queda en suspenso.
La propuesta de nombramiento será comunicada ahora al Congreso de los Diputados, que tendrá que validarlo por una mayoría de tres quintas partes en la Comisión de Transición Ecológica tras ser analizado el perfil de los candidatos.
"Transcurrido dicho plazo, si no se ha producido manifestación expresa de la Cámara Baja, se entenderán aceptados los nombramientos propuestos", reza la referencia publicada hoy tras Consejo de Ministros.
Al no haber alcanzado pacto político con PP y Ciudadanos, lo previsible es que los candidatos no puedan ser ni ratificados ni vetados por el Parlamento, por lo que pasado un mes la propia ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, podría ratificar sus cargos. El PP denuncia que la maniobra del Gobierno supone un "asalto colonizador" al Pleno de la institución nuclear.
"Es una maniobra que rompe de forma histórica todos los equilibrios de representación de fuerzas políticas", denuncia el portavoz adjunto del grupo en el Congreso, Guillermo Mariscal. El partido que dirige Pablo Casado había llegado a un principio de acuerdo con el PSOE para repartirse el órgano de control, como ya publicó EL MUNDO. No obstante, en un movimiento de última hora la dirección 'popular' optó por alejarse del acuerdo para evitar la entrada de Podemos -un partido abiertamente antinuclear- en el CSN.

No hay comentarios:

Publicar un comentario