La Fiscalía exculpa a los procesados por las dos muertes del incendio de la Torre de les Maçanes


infoJUCAR | En él murieron hace seis años el agente medioambiental de Enguera Ernesto Aparicio y el brigadista de la Pobla del Duc Emilio Abargues
La fiscalía ha pedido el archivo del proceso penal que se sigue contra dos mandos del Consorcio de Bomberos de Alicante y otro de la empresa pública Tragsa por la extinción del incendio forestal en La Torre de les Maçanes, en el que murieron hace seis años el agente medioambiental de Enguera Ernesto Aparicio y el brigadista de la Pobla del Duc Emilio Abargues.

En su informe, al que ha tenido acceso Efe, el fiscal de Medio Ambiente de la provincia, Juan Carlos Carranza, descarta que los tres encausados incurrieran en los delitos de homicidio y lesiones por imprudencia que les atribuye en un auto el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 2 de San Vicente del Raspeig. «Tanto las muertes como las lesiones fueron consecuencia de un cambio de comportamiento extremos y sorpresivo del incendio, ante un fuego eruptivo-explosivo que de forma súbita y a una velocidad inusitada y no previsible alcanzó a los brigadistas y al agente medioambiental, antes de que por la ruta de escape obtuvieran el oportuno resguardo» relata el documento.
En este sentido, la «quema de ensanche», un cortafuegos, acometido por los investigados, no tuvo «incidencia en la producción» del citado fuego, ni medió ninguna «actuación negligente» por su parte, añade el fiscal. Carranza solicita así de nuevo al juzgado el sobreseimiento de las diligencias y, en su defecto, si el juicio llega a celebrarse, reclama la libre absolución de los encausados. El fuego afectó a unas 700 hectáreas forestales y acabó con la vida de dos de los trabajadores que participaban en su extinción.
También causó heridas de diversa consideración, entre ellas quemaduras de segundo y tercer grado, a otros cinco brigadistas. La causa penal fue archivada inicialmente en septiembre de 2015, pero la Audiencia de Alicante obligó a reabrirla para que unos peritos pudieran ser interrogados por las acusaciones particulares.
Una vez concluida la instrucción, el juzgado de San Vicente del Raspeig modificó su criterio y abrió, a finales del pasado año, un procedimiento abreviado contra los tres investigados. La magistrada considera que existen suficientes indicios de la comisión de dos delitos de homicidio por imprudencia y de lesiones imprudentes.
Los abogados de la defensa han recurrido en apelación dicho auto ante la Audiencia de Alicante para pedir el archivo de las diligencias, mientras que la acusación particular, formada por familiares de las víctimas, reclaman penas de cárcel para los mandos procesados.


Comentarios