La Generalitat no se plantea restricciones al uso del agua en la Comunitat

“Los pueblos deben aprovechar los momentos”


infoJUCAR | Millares acoge una de las jornadas del XXXII Congreso de Cronista Oficiales del Reino de Valencia
© José S Murgui | Cronista Oficial de Casinos Tres días de intenso trabajo han sido los que han aunado la ilusión de los Cronistas del Reino, para cumplir con la intensidad requerida el amplio programa marcado para este XXXII Congreso
Después de vivir la primera jornada en Valencia, donde se puso de manifiesto la cordialidad, y organización del evento, en la inauguración del Congreso en la que la temática a tratar era la "Expulsión de los Moriscos", la segunda jornada estaba programada la visita a Millares, y la tercera se visitaba Xàtiva.

El día veinte de octubre desde Valencia salió el autobús, siguiendo la ruta de Torrent, Montserrat, Montroi, Real, para subir al Collado y gozar de las excelentes vistas sobre "Els Alcalans", que separa la sierra del Ave y del Caballón, de allí se avista el fondo del Valle de Dos Aguas, rebautizado como "Los Pirineos Valencianos".
Es preciso detenerse en el fono del Cañón del Júcar donde está el mirador con el monumento metálico a la Cabra Hispánica, y el impresionante puente atirantado del año 2000.
Desde allí, llegamos a Millares, con las magníficas vistas sobre el caserío morisco en graderío de huertas.
Lo más solemne fue la recepción de los Cronistas a la puerta del Ayuntamiento, el Sr. Alcalde José Ricardo Pérez, su Equipo de Gobierno, así como las autoridades militares recibieron a los Cronistas con un entusiasmo particular, para compartir una gozosa jornada, en algunos momentos empapada por el agua de la llamada "gota fría".
El Presidente de los Cronistas Francisco de P. Momblanch, hizo entrega al Alcalde de Millares en nombre de todos los Cronistas, de los Libros de las Actas, y un reconocimiento especial al Ayuntamiento, así como a Fidel Pérez Barberá nuevo Cornista Oficial de Millares, quien cerró al finalizar la tarde las comunicaciones que se presentaban con motivo de la visita.
Pudimos recorrer los rincones de interés por el callejero local, disfrutando de las imponentes vistas del entorno que se pueden contemplar desde cualquier rincón de Millares; Estuvimos en la Casa de la Señoría, gozamos de las fuentes naturales, recorrimos el tradicional lavadero con un sonido cantarín del agua limpia que lo surca, seguimos por la Plaza del Hinchidor, mirador del Barranco del Nacimiento, y también acompañados por la historiadora local se hizo una profunda visita al Museo de ignitas de dinosaurios y pinturas rupestres.
Parada en la Iglesia Parroquial, tan limpia y acogedora, con libros que nos hablan de historia, santos que evocan devociones, capillas sumidas en la oración, y ese precioso Cristo, que llego por las aguas, que preside junto a San Blas, san Roque y San Antonio el sentir de un pueblo que llega a la iglesia por esas empedradas calles o por ese estrecho callejón que es único e irrepetible, por las piedras que lo cimentan.
Para realzar esta visita el Alcalde de Millares obsequió a los Cronistas con un documento que es el Boletín digital que dirige y edita Miguel Aparici Navarro, en el que se da cumplida información del acontecer de ese precioso rincón de la geografía valenciana. En esta ocasión el boletín cuenta con la colaboración del nuevo Cronista Fidel Pérez.
Fue un día maravilloso, cargado de atenciones, de compartir momentos de recuerdo ante la lápida funeraria que recuerda los nombres de aquellos vecinos que dieron su vida en un fatídico incendio, o de pasear por la avenida de los hermanos Manuel y Joaquín Sáez Merino que pusieron en marcha los pantalones Lois en 1962, y otras marcas como Caster , Cimarrón, Caroche, todas ellas con el "made in Spain", contemplando a lo lejos las fábricas abandonadas.
Y al ver esos detalles, como Cronista que levanta acta, me viene un pensamiento: Millares pueblo excelente, cargado de encantos, digno de ser visitado. Digno de aprovechar el momento y relanzar su imagen al mundo, digno de ser oído y escuchado, porque la sangre derramada por unos históricos habitantes que dieron vida a una tierra y regaron con su sudor una historia milenaria, no merece ser olvidada.
Los pueblos deben aprovechar los momentos y cualquier oportunidad es magna para ser un motivo de fuerza. Esa es la hidalguía de sus habitantes, esa es la labor de sus dirigentes, hacer ver al mundo, que la oportunidad de Millares es atraer y seducir al visitante que encuentra en ese hermoso rincón valenciano, un pulmón de oxígeno, un motivo para salir de excursión, un encanto para disfrutar de la vida.
Es la hora de los pueblos pequeños, es la hora de encontrarnos con los villazagos, es la hora de redescubrir el mundo igual que se ha habilitado la Casa Cuartel en un hermoso parador donde pudimos disfrutar de un exquisito gazpacho muy particular y delicioso, seguir escribiendo la historia, sin reinventos ni adecuaciones, sino con fidelidad a los hechos y reivindicando los momentos La historia la escribimos nosotros con nuestro saber hacer... es la hora de los pueblos.
Era de noche, se hizo tarde, el autobús partió, repleto de satisfacción, cargado de pan, embutido y sobre todo del cariño recibido por alimentar nuestra vista, nuestra mente y nuestro corazón. Gracias Alcalde José Ricardo, gracias Fidel por tu labor, y gracias a Miguel Aparici, buen amigo, alma y guía del viaje y sobre todo gran sufridor para que todo salga bien

Comentarios