Abandono de cultivos: el bosque le gana terreno a la agricultura valenciana

 

Cada año 3.300 hectáreas de la Comunidad Valenciana dejan de estar dedicadas a la agricultura para incorporarse al catálogo de suelo forestal de la región. 

El fenómeno no es algo intrínseco de nuestra comunidad -se calcula que, entre 1990 y 2010 en la Unión Europea hubo un incremento de 11 millones de hectáreas de la superficie cubierta por los bosques- pero sí se manifiesta de una forma más acusada.

La Comunidad Valenciana cuenta con casi 165.000 hectáreas de superficie de cultivo abandonadas, la cifra más elevada de todas las regiones españolas, lejos de la segunda, Castilla-La Mancha (157.000), y de Andalucía, en tercera posición con 129.000 hectáreas abandonadas.

Según los datos de la Conselleria de Agricultura, el territorio valenciano tiene casi 1,3 millones de hectáreas forestales, es decir, el 56% de la superficie de la Comunitat es terreno forestal, un porcentaje muy superior a la media de suelos forestales en la Unión Europea, que se sitúan en el 43 por ciento. Según las mismas fuentes, la superficie de monte en la Comunidad está en aumento principalmente por el abandono de cultivos agrícolas y a la colonización de éstas por especies forestales.

Del total de la superficie forestal de la Comunidad Valenciana, en la Comunitat Valenciana el 55,2% de los terrenos pertenecen a particulares (la mayoría antiguos agricultores o sus herederos), el 38,6% son de propiedad pública y del 6,2% se desconoce su titularidad / LEER NOTICIA COMPLETA

.-

Comentarios