La Guardia Civil recupera en Chella una campaña robada hace 21 años en Alboraia

Se había puesto a la venta en una aplicación online

Los agentes de la Guardia Civil de Tavernes Blanques (Valencia) han recuperado una campana robada hace 21 años que pertenecía a la Ermita Vilanova de la localidad valenciana de Alboraia y que se había puesto a la venta en una aplicación. Además, han detenido a un hombre como presunto autor de un delito de receptación.

La investigación arrancó cuando los guardias civiles recibieron una llamada telefónica de colaboración ciudadana procedente del gremio de campaneros de Madrid, que alertaba que la campana, que data de 1951, podía estar a la venta en una aplicación de compra-venta de objetos en Internet, según ha informado la Benemérita en un comunicado.

La Guardia Civil abrió una investigación a fin de recopilar información suficiente para localizar la campana y esclarecer los hechos. En poco tiempo, comprobaron a través de una aplicación de internet una serie de datos que les llevó hasta el vendedor en la localidad de Chella (Valencia), donde se encontraba la campana con las inscripciones 'ALBORAYA 1951' y 'VILANOVA'. Los agentes se desplazaron hasta Chella y, tras entrevistarse con el vendedor, procedieron a comprobar la campana e incautarla.

El robo de la campana se remonta a una denuncia interpuesta el 29 de diciembre de 1999, en la que el responsable de la Parroquia Asunción de Nuestra Señora de Alboraia comunicó que entre los días 27 y 28 del mismo mes y año unas personas habían escalado la Ermita Vilanova, propiedad privada ubicada en la partida Milagro, y se habían llevado la campana, elaborada en bronce y de unos 50 centímetros de altura.

Tras comprobar los agentes que la campana robada en Alboraia en el año 1999 era efectivamente la campana recuperada en Chella, devolvieron la pieza a su legítimo propietario.

Fruto de las investigaciones tras la recuperación de la campana, los guardias civiles han detenido a un hombre de 38 años como presunto autor de un delito de receptación. Las diligencias han pasado a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 1 de la localidad de Moncada (Valencia).

.-

Comentarios