Ecologistes en Acció demanda a la Generalitat por exceso de contaminación

Piden al gobierno autonómico que adopte “de manera urgente” planes de mejora de la calidad del aire

Ecologistes en Acció del País Valencià ha presentado una demanda contra la Generalitat ante el Tribunal Superior de Justicia a causa del incumplimiento de valores objetivos de contaminación por exceso de ozono, datos registrados en la Xarxa Valenciana de Vigilància i Control de la Contaminació Atmosfèrica.

Según la plataforma, los valores objetivos se tendrían que haber cumplido el 1 de enero del 2010 y han pedido que la sentencia obligue al Gobierno valenciano a adoptar "de manera urgente" los planes de mejora de la calidad del aire que exige la legislación vigente.

La organización ecologista ha explicado que a pesar de "los planes para reducir la contaminación atmosférica y los años de retrasos, la Generalitat sigue sin elaborarlos", y por ello han calificado de "negligencia" una situación "que pone en riesgo la salud de dos millones de valencianos" en 11 de 18 zonas de calidad del aire en las que se divide la Comunitat, además de destacar el gasto económico que supone la contaminación del aire.

Ecologistes en Acció ha explicado que el ozono troposférico se localiza en las capas más bajas de la atmósfera y se considera un contaminante secundario, ya que se forma en condiciones de radiación solar a partir de otros contaminantes, como los compuestos orgánicos volátiles o el óxido de nitrógeno, con lo que la reacción de las sustancias químicas y la incidencia de la luz solar, mayor en primavera, provocan la formación de este tipo de contaminación.

Además, según la Agencia europea de Medio Ambiente (AEMA), dicha contaminación ha provocado 1.800 muertes prematuras en España durante el 2018, y han explicado que el exceso del ozono en el aire "tiene un efecto contaminante en la salud humana", con lo que puede provocar asma, reducir la función pulmonar y causar enfermedades pulmonares diversas.

Por otro lado, la AEMA ha comentado que existen estudios a corto plazo en los que han determinado que las concentraciones de ozono tienen efectos negativos para la salud, y han observado inflamaciones de pulmón, permeabilidad pulmonar, mayor uso de medicamentos y mortalidad, aumenta con la sobreexposición al ozono.

Otros de los efectos negativos en el ecosistema es el daño que genera a las plantas, hecho que perjudica al crecimiento y reproducción de la flora y cultivos agrícolas, con la consiguiente pérdida de biodiversidad, además de la disminución de fotosíntesis y una menor absorción del dióxido de carbono, por lo que la plataforma valenciana ha explicado que el ozono también aumenta la degradación de edificios y del "patrimonio físico cultural".

Por tanto, Ecologistes en Acció ha lamentado que la Generalitat no haya atendido sus demandas y que la administración no haya concretado acciones, más allá de una "investigación sobre el ozono" sin fecha prevista, por lo que han comentado que son necesarias "medidas concretas, programadas y presupuestadas, ya que ha habido una reducción de emisiones de ozono a causa del confinamiento, y este hecho ha demostrado que existe un margen para mejorar la calidad del aire con medidas locales".

Por último, la plataforma ha defendido que los recursos judiciales presentados tienen como objetivo la preservación de la integridad física de los valencianos para evitar "muertes prematuras", además de actuar a favor de la salud y el medio ambiente.EFE

.-

Comentarios