Manadas de jabalíes bajan al río Serpis a comer los peces muertos que deja la falta de caudal

El cierre de las compuertas del pantano de Beniarrés provocó una mortandad de peces en varios tramos del cauce, a la altura de Almoines, El Real o Gandia, por asfixia

Manadas de jabalíes se comen estos días los miles de peces muertos que hay en el lecho del río Serpis, tanto a su paso por Gandia, como en otras poblaciones de la Safor.

Tal como detalla el diario Las Provincias, estos animales salvajes campan a sus anchas por el cauce, prácticamente seco, y donde sólo algunas pozas siguen teniendo algo de agua.

Estos puercos de montaña causan daños en huertos y parcelas privadas de toda la comarca y se dejan ver desde el atardecer en muchos puntos de la Safor, entre ellos cauces como el del Serpis. En Gandia, es habitual avistarlos buscando alimento en varios tramos del río, pero estos días se les ve comiendo los peces de todos los tamaños que murieron la semana pasada por la falta de caudal.

El cierre de las compuertas del pantano de Beniarrés provocó una mortandad de peces en varios tramos del cauce, a la altura de Almoines, El Real o Gandia, por asfixia. En principio se pensó en decenas o centenares de ejemplares afectados, pero como indicó ayer el responsable del colectivo medioambiental La Madrilla, de Potries, Ismael Aznar, «son miles».

«El barbo mediterráneo ha sido una de las especies más afectadas. El abundante caudal facilitó una reproducción explosiva en primavera, que se consolidó en verano con la excelente temperatura del agua. Ahora en todo el tramo bajo han muerto miles. A esto hay que sumar otros ejemplares de todos los tamaños como la 'raboseta', la 'gambeta' o las anguilas / LEER NOTICIA COMPLETA

.-

Comentarios