sábado, 28 de diciembre de 2019

En bus... y sin pagar


infoJUCAR | Ontinyent es la primera localidad española con más de 30.000 habitantes que adopta una medida como ésta
A partir del 1 de enero de 2020, una persona podrá moverse por la localidad valenciana de Ontinyent sin gastarse un euro, ya que el transporte urbano será gratuito. “Ya no habrá ninguna excusa para no utilizar el transporte público”, ha dicho el alcalde de la ciudad, Jorge Rodríguez, quien ha subrayado el compromiso de su ciudad con la lucha contra el cambio climático.

Ontinyent es la primera localidad española con más de 30.000 habitantes que adopta una medida como esta. El alcalde ha explicado que se tomó esta decisión aprovechando que había que formalizar un nuevo contrato para el transporte urbano de la ciudad. Entre otras cosas, el nuevo contrato exigirá como requisito que los autobuses tengan el distintivo Euro 6 (etiqueta ambiental) y, además, tendrá más puntos la oferta que presente vehículos eléctricos, híbridos o de gas.
Dos líneas y paradas geolocalizadas
Con el nuevo contrato, Ontinyent tendrá dos líneas de autobús. Se reordenará la que ya existía y, en la próxima primavera, comenzará a funcionar una segunda línea que intentará mejorar las comunicaciones con los institutos, la estación de tren, el cementerio y el nuevo hospital (cuando esté en funcionamiento). De esta forma, se quiere reducir el tiempo de espera en las paradas, que, además, estarán geolocalizadas.
“Con estas medidas queremos lanzar a la población una mensaje muy potente a favor del transporte público, la reducción de emisiones de gases contaminantes y, en definitiva, en contra del cambio climático que tanto daño empieza a hacernos”, ha subrayado el alcalde Jorge Rodríguez.
Rentabilidad social y medioambiental
Con una media diaria de 110 pasajeros, los autobuses urbanos de Ontinyent generaban hasta ahora unos ingresos anuales de 30.000 euros. Las condiciones del nuevo contrato, que saldrá a concurso por 250.000 euros, pretenden fomentar el uso del transporte público, para que sea “más rentable social y medioambientalmente”. El propio alcalde de Ontinyent apuntó que “haciéndolo gratuito, con las líneas y más eficiente, pensamos que tendrá una mayor utilización”.
Ventajas muy sostenibles
Los estudios que se realizaron para el Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) de Ontinyent mostraron que con todas estas medidas se podría reducir la emisión de unas 300 toneladas anuales de CO2 (uno de los responsables del efecto invernadero) y de casi 800 kgs al año de óxido de nitrógeno (relacionado con el ozono troposférico).
Otra ventaja añadida será la reducción de la contaminación acústica. Además, están lo que en el Ayuntamiento denominan “intangibles”, como es la potenciación de la autonomía personal (jóvenes y mayores), la descongestión del tráfico viario y una mayor agilidad al bajar y subir del autobús, ya que no hay que pagar.
Más proyectos
Pero, Ontinyent tiene más medidas en favor de la movilidad sostenible. Entre otras cosas, se va a ejecutar una nueva estación de autobuses en la zona de Mesta; se pondrá en marcha un proyecto piloto de bicicletas eléctricas para su uso dentro de la ciudad; se completará la conexión ciclista y de peatones con el nuevo hospital y los polígonos industriales, y se crearán itinerarios seguros para ciclistas y peatones en los principales caminos del diseminado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario