miércoles, 16 de octubre de 2019

Agentes Medioambientales cuestionan la caza de determinadas especies en la Comunitat


infoJUCAR | Solicitan a la Conselleria que sustente con informes los criterios de la Orden de vedas
En plena temporada de caza mayor y unos días después de que empezara -el pasado 12 de octubre- la caza menor en la Comunidad Valenciana, la Asociación Profesional de Agentes Medioambientales (APAMCV) ha denunciado públicamente que todavía no ha recibido los informes técnicos que avalan la caza de determinadas especies en la Comunidad Valenciana, a pesar de que lo solicitó el pasado mes de julio a la Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica.

Tal como detalla el diario El Mundo, fue en esa fecha cuando la Administración valenciana aprobó la Orden de vedas «sin haber tenido en cuenta las alegaciones por APAMCV presentadas en tiempo y forma», subraya la entidad. En estas alegaciones, los agentes medioambientales desaconsejaban «en base a censos y datos oficiales» la caza de especies como la tórtola europea, paloma zurita, grajilla, corneja, ánsar común, silbón europeo, ánade rabudo, cerceta carretona, porrón moñudo y agachadiza chica.
Según apuntan desde esta entidad, «algunas de estas especies son residentes y cuentan con efectivos poblacionales muy escasos, mientras que otras visitan el territorio valenciano en la época estival en muy bajo número».
Pese a esto, subrayan que el departamento coordinado por Mireia Mollà únicamente ha establecido una moratoria de un año en la caza de la tórtola europea y de la paloma zurita, estando limitada la moratoria de esta última especie al ámbito del Parque Natural de las Hoces del Cabriel.
Los Agentes Medioambientales recuerdan que la normativa vigente refleja que «el ejercicio de la caza se regulará de modo que estén garantizadas la conservación y el fomento de las especies autorizadas para este ejercicio» y que «la orden de vedas es un instrumento de la planificación cinegética que debe asegurar un uso racional de los recursos cinegéticos».
Además, APAMCV subraya que en la nueva Orden de vedas se indica que «la conselleria competente ha desarrollado a lo largo de estos años una labor incesante de verificación y análisis de las poblaciones cinegéticas existentes a tal efecto».
En ese sentido y para asegurar la conservación de las poblaciones de las especies anteriores en la Comunidad Valenciana, los Agentes Medioambientales solicitaron a la Conselleria los informes técnicos que justifican su caza, con el objetivo de comprobar «si su permanencia en la lista de especies cinegéticas está basada en criterios objetivos o se trata de un mero 'corta y pega' de una lista que se viene manteniendo prácticamente inalterable a lo largo del tiempo en un contexto de continuos cambios».
La asociación añade que también formuló alegaciones referentes a otros aspectos como el insuficiente sistema de control que establecía el proyecto de Orden de vedas a llevar a cabo por parte de los agentes medioambientales sobre la caza del arruí o algunos matices acerca de la caza del jabalí, en la modalidad de espera en cebadero. «Tampoco han sido tenidas en cuenta ni aclaradas, ni hemos recibido contestación a nuestra petición de informes», apuntan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario