lunes, 9 de septiembre de 2019

Los ecologistas alertan de la proliferación de la almeja asiática en el río Júcar

infoJUCAR | Voluntarios de la asociación Xúquer Viu en Sumacàrcer encuentran un “lecho de conchas en el fondo del río”
Imagen de Archivo
Los voluntarios de Xúquer Viu en Sumacàrcer que el jueves realizaron una batida de limpieza por el río para alertar de los riesgos de la masificación en parajes como l'Illa de l'Esgoletja retiraron entre 70 y 100 kilos de residuos, una cantidad inferior a la que esperaban, pero se mostraron muy sorprendidos por la abundante presencia de conchas de almeja asiática, una especie invasora que representa una amenaza para las autóctonas, con las que compite por el mismo alimento aunque cuenta con la ventaja de su mayor capacidad para reproducirse.

«Bajé haciendo 'snorkel' y me quedé sorprendido, está todo lleno, es como si hubieran cogido un saco y hubieran escampado las conchas en el fondo del río», relató Josep Gómez, portavoz del colectivo ecologista en Sumacàrcer a diario Levante-EMV.
Gómez dijo tener constancia de la presencia de la almeja asiática en el Xúquer, aunque asegura que no esperaba de ninguna manera la gran cantidad de ejemplares o conchas muertas que ya se acumulan. «Es impresionante, no esperaba que en tan poco tiempo se extendiera tanto, la reproducción es bestial», incidió.
Cabe recordar que, en el caso de la cuenca baja del Júcar, la almeja asiática se detectó por primera vez en el año 2011, precisamente en estas aguas cerca de Antella, y rápidamente se ha ido extendiendo aguas abajo en dirección a Cullera y a la propia Albufera. «No tiene tanta repercusión mediática como el mejillón cebra porque no afecta al sistema de riego, pero rivaliza con la almeja autóctona porque compite con ella y representa una amenaza», incidió Gómez, mientras apuntaba que esta especie exótica se debe haber escampado por acequias y por todo el curso bajo del Júcar. «Es como si estuvieran haciendo una capa de conchas por encima de la arena y al resto de especies les cuesta más coger alimento, es como en lugar de haber piedras escampadas por el cauce del río hubieran tirado sacos de almejas», incidió, en un intento de relatar las imágenes que pudo contemplar durante la inmersión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario