sábado, 18 de mayo de 2019

“El alma de los muñecos”

Francisco Sanz fue un autodidacta considerado como el mejor ventrílocuo de todos los tiempos. Creaba muñecos animados y los dotaba de cualidades humanas y, hasta de alma. 

Insufló vida a algunos de los autómatas más perfectos de principios del siglo XX. Un carpintero y un mecánico eran los encargados de hacer realidad los bocetos de Sanz, que nunca dudó en mostrar el mecanismo de los autómatas al público. El mayor miedo de Sanz era que su muerte supusiera la muerte también de sus muñecos.

Y nació en Anna...

No hay comentarios:

Publicar un comentario