viernes, 12 de mayo de 2017

La actuación de Cortes de Pallás, ejemplo de ingeniería civil en la Escuela de Caminos de la Politécnica

infoJUCAR | El Área de Carreteras de la institución provincial ha participado esta semana en la Semana de la Ingeniería Civil y el Medio Ambiente, organizada por la ETSICCP
La actuación de emergencia realizada por la Diputación de Valencia de Cortes de Pallás, como consecuencia del derrumbe de la ladera de la Muela fue ayer protagonista en la Semana de la Ingeniería Civil y el Medio Ambiente (SICMA) que está celebrando estos días la Escuela Técnica y Superior de Ingeniería de Caminos, Canales y Puertos (ETSICCP) de la Universidad Politécnica de Valencia.

En una ponencia presentada por el diputado de Carreteras e Infraestructuras, Pablo Seguí, e impartida por el director del área, Javier Piedra, más de un centenar de alumnos pudieron conocer cómo se desarrolló una compleja obra de ingeniería civil, que incluyó el sostenimiento de la ladera en la zona del desprendimiento, el desescombro y reconstrucción de la plataforma de la carretera CV-428 y el camino de Otonel, y el sostenimiento y protección del resto de la ladera no afectada por el desprendimiento. Una actuación en tres fases que se prolongó durante más de 8 meses con una inversión de 2,2 millones de euros y que permitió volver a conectar con el resto del mundo a una población, la de Cortes de Pallás, a la cual el derrumbe había dejado aislada.
La conferencia, que había despertado bastante expectación entre los estudiantes y el personal docente de la Escuela de Caminos, formaba parte de la participación de la Diputación de Valencia en la SICMA 2017. Tal como explicó a los alumnos y alumnas el diputado de Carreteras, la institución provincial ha querido implicarse en este evento “con el doble objetivo de dar a conocer a la ciudadanía la labor que desarrollamos en la administración y al tiempo colaborar en la formación de los universitarios y universitarias, mostrándoles casos reales y explicándoles cómo los conocimientos que ahora están adquiriendo tienen luego su traslado en la práctica profesional”.
En este sentido, Pablo Seguí expresó su compromiso de desarrollar una “colaboración de futuro” con la ETSICCP, con cuyo director, Eugenio Pellicer, se emplazó a hablar y diseñar acciones conjuntas entre la institución y la escuela para el próximo curso escolar.
El incidente
El 6 de abril de 2015 se produjo un importante deslizamiento de tierras en la ladera norte de la muela de Cortes que dejó sepultada la CV-428, única vía de acceso a Cortes de Pallás. La magnitud del suceso hizo necesaria la colaboración de las diferentes administraciones y de Iberdrola, propietaria de la central hidroeléctrica, para, bajo la dirección de la Diputación de Valencia, titular de la carretera, llevar a cabo los trabajos que permitieran reabrir la carretera y así devolver la normalidad a la población. Un objetivo que quedó finalmente cumplido el 21 de diciembre de 2015.
Precisamente este problema, el del aislamiento, fue el primero al que tuvieron que hacer frente los ingenieros de la Diputación de Valencia, tal como puso de manifiesto el director del Área de Carreteras en su intervención. Con ello, Javier Piedra quiso hacer hincapié a los alumnos en la necesidad de “recordar siempre que ante cualquier problema, el aspecto personal es el primero al que debe atenderse, y más cuando se trata de una administración pública, como es la Diputación de Valencia”. Por ello, explicó, “antes de afrontar de qué manera íbamos a dar respuesta al derrumbe en sí, debíamos garantizar que los vecinos y vecinas de Cortes de Pallás pudieran seguir desplazándose a sus trabajos y colegios, realizando sus compras y acudir al médico, y para ello era necesario crear un acceso alternativo”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario