La Diputaci贸 homenajea a los alcaldes y alcaldesas en la conmemoraci贸n de sus 210 a帽os de historia

La Diputaci贸 de Val猫ncia aprovech贸 la conmemoraci贸n de sus 210 a帽os de historia para rendir homenaje a los alcaldes y alcaldesas de la provincia, a los que el presidente de la instituci贸n, Toni Gaspar, agradeci贸 su “complicidad y confianza”, as铆 como el trabajo realizado en tiempos de policrisis en los que “han velado por sus pueblos haciendo frente a una pandemia, un confinamiento, la hiperinflaci贸n y los peores incendios, as铆 como danas, glorias y filomenas”.

Los responsables locales fueron los grandes protagonistas del acto celebrado en la tarde del martes en el CaixaForum de Val猫ncia, que desemboc贸 en la presentaci贸n de la nueva imagen corporativa de la Diputaci贸n, con el lema ‘Per sempre pobles’. Un gui帽o m谩s a los valores del municipalismo que defiende y transmite la instituci贸n provincial y que constituyen la base de la gesti贸n de la propia Diputaci贸n, “la que quieren los alcaldes y alcaldesas de cualquier color y condici贸n”.

Una corporaci贸n modernizada que, en palabras del presidente Gaspar, trata de ser “m谩s justa, transparente y eficiente”. Pero quienes hablaron de los valores del municipalismo, de lo que supone vivir en un pueblo y de lo que les aporta la Diputaci贸n fueron los propios alcaldes y alcaldesas, en un acto cuyo relato gir贸 en torno a los versos del escritor y periodista valenciano Vicent Andr茅s Estell茅s y la ‘veu dels pobles’.

Esos guardianes despiertos para todos, paridos para velar en la larga noche de sus pueblos, como relataba Estell茅s en su poema, hablaron de ra铆ces, identidad, esencia, proximidad, esfuerzo y orgullo como valores de un municipalismo que deber铆a inculcarse “desde las escuelas”, donde se puede aprender a valorar los recursos de los entornos rurales. “Con los servicios del d铆a a d铆a cubiertos y una calidad de vida muy diferente a la de las grandes urbes, en pocos lugares se puede encontrar esta maravilla”, asegur贸 el alcalde de Venta del Moro, Luis Francisco L贸pez Yeves.

Desde un punto de vista pr谩ctico, el emprendedurismo y la posibilidad de teletrabajar se suman a la cercan铆a y la humanidad que ofrecen estas localidades. “Los negocios en los pueblos prosperan”, afirma 脕ngel P茅rez, alcalde de Zarra, ya que “si montas una tienda en un pueblo de 400 habitantes, todos vamos a ir a esa tienda; son 400 clientes que vas a tener”. Para 脕ngel P茅rez, “la mejor red social que existe es el boca a boca”.

Y de eso, de facilitar las relaciones, saben mucho en los pueblos. “La capacidad de acogimiento de la gente, la relaci贸n de todos con el que viene es algo que se echa de menos cuando vas a la ciudad”, confiesa la alcaldesa de Tu茅jar, Josefina Herrero, orgullosa de la historia, las tradiciones, la cultura y los valores de su peque帽a comunidad, como el resto de alcaldes y alcaldesas.

‘Estar脿s despert per tots’

La gesti贸n en los pueblos dista mucho de las grandes urbes y tambi茅n del proceder de las grandes administraciones. “No es lo mismo escuchar directamente a las personas que saber de sus problemas a trav茅s de un papel. Se ha burocratizado tanto la relaci贸n con los ciudadanos que a veces es dif铆cil para ellos contactar con la Administraci贸n”, explica Carolina Mas, alcaldesa de Bolbaite, quien tiene muy claro este valor del municipalismo y tambi茅n que los j贸venes “somos los que tenemos que pelear por nuestros pueblos y no esperar a que los dem谩s hagan cosas por ti”.

“Estar谩s despierto por todos”, dec铆a Estell茅s en su poema de exaltaci贸n del mundo local. El alcalde de Benifair贸 de les Valls, Toni Sanfrancisco, lleva la literatura a la pr谩ctica con un hecho cotidiano: “me han llegado a las cinco de la madrugada porque hab铆a una fuga de agua en una casa, y t煤 mismo te levantas para cerrar la llave general de paso. Los problemas de tus vecinos son tus problemas y te afectan directamente”.

La alcaldesa de B茅tera, Elia Verdev铆o, pone el acento en el “consenso” que a nivel local se convierte en una especie de dogma de fe, en la l铆nea del alcalde de l’Alc煤dia de Crespins, Pepe Garrig贸s, quien desecha las etiquetas pol铆ticas a la hora de ayudar a los vecinos. “Aqu铆 la pol铆tica es m谩s el d铆a a d铆a, el contacto con la gente”, sentencia M陋 Dolores Ortol谩, alcaldesa de Sempere, el municipio menos habitado de la provincia con apenas 23 personas en el censo.

Luego est谩 la pol铆tica de luces largas, la que no mira solo a la repercusi贸n que puede tener la gesti贸n a lo largo de la legislatura. “El trabajo al frente de un ayuntamiento no termina despu茅s de los primeros cuatro a帽os, es un camino largo para mejorar realmente el pueblo que queremos dejar a nuestros hijos y nuestros nietos, porque sino lo van a pasar muy mal”, considera el alcalde m谩s veterano, Josep Almenar, desde Picanya.

El papel de la Diputaci贸n

En estos momentos “ser铆a imposible desarrollar todos nuestros proyectos si no cont谩ramos con los recursos de la Diputaci贸n, tanto con ayudas econ贸micas como en asesoramiento t茅cnico”. La reflexi贸n de Teresa Hern谩ndez, alcaldesa de Siete Aguas, la comparten responsables locales de cualquier color y condici贸n. Cuanto menor es el municipio, mayor la dependencia de la instituci贸n provincial: “¿Qu茅 har铆amos en Sempere con los 42.000 euros de presupuesto, si no fuera por la ayuda de la Diputaci贸n?”

El respeto por la autonom铆a municipal es otro de los cambios en la gesti贸n que valoran los alcaldes y alcaldesas. “El ayuntamiento es el que conoce las necesidades de sus vecinos y la Diputaci贸n nos permite invertir las ayudas donde nosotros decidimos, a diferencia de otras subvenciones que pueden estar teledirigidas”, comenta Pura Atienza desde Manuel. Y, por supuesto, esa cercan铆a incondicional de la que habla Elia Verdev铆o desde B茅tera: “Descolgamos el tel茅fono y en seguida nos han atendido”. En resumen, que como dice el alcalde de Zarra, 脕ngel P茅rez, la Diputaci贸n “funciona muy muy bien, y es algo que nunca deber铆a desaparecer”.

.-

Comentarios

Entradas populares