La Generalitat no se plantea restricciones al uso del agua en la Comunitat

Valencia construirá dos depósitos de tormentas en la Malvarrosa y La Alameda

 

Elisa Valía, concejal responsable del Ciclo Integral del Agua, ha elevado a la Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de València los proyectos para la construcción de dos depósitos de tormentas en la Malva-rosa y La Alameda con una capacidad conjunta próxima a los 47.000 metros cúbicos diseñados para evitar la contaminación que generan las aguas de escorrentía cuando se producen lluvias demasiado intensas. Una vez aprobados los proyectos se licitarán las obras que se ejecutarán en dos y tres años, respectivamente, y que supondrán una inversión conjunta superior a los 35 millones de euros.

Elisa Valía ha explicado que “las nuevas instalaciones aliviarán las redes de drenaje cuando se producen lluvias intensas y muy localizadas, episodios muy frecuentes en València sobre todo a finales del verano, y evitarán que la contaminación que arrastran las escorrentías se incorporen a la red convencional hasta el mar al acumularse en los depósitos”.

En la Malva-rosa, el depósito se instalará junto a la estación de bombeo de Vera-Malva-rosa en una parcela delimitada por las calles Isabel de Villena y José Ballester Gozalvo que es de dominio público marítimo terrestre. El depósito podrá acumular hasta 7.356 metros cúbicos de agua. El plazo de ejecución de las obras, una vez licitadas, está previsto que se prolongue durante dos años. El presupuesto para su construcción es de 12,4 millones de euros (IVA incluido).

El depósito de La Alameda ocupará una superficie de 9.000 metros cuadrados y tendrá una capacidad de 39.270 metros cúbicos. Se ubicará en el tramo IX del Jardín del Turia entre la estación de Metro de Alameda y el Pont de les Flors. El plazo de ejecución de las obras será de tres años. El presupuesto asciende a casi 23 millones de euros (IVA incluido).

Valía ha recordado que “los depósitos son subterráneos, de modo que, una vez finalizadas las obras, su impacto para el entorno es inapreciable. No causarán molestias a los vecinos y nos permitirán mantener el grado de excelencia que caracteriza la gestión del agua en València”.

.-

Comentarios