miércoles, 11 de diciembre de 2019

Los municipios valencianos contarán con un plan para prevenir inundaciones

infoJUCAR | Albalat de la Ribera, Riola, Benicull de Xúquer, Fortaleny, Polinyá de Xúquer, Sollana, Benimuslem y Bonrepòs i Mirambell pondrán en marcha sus planes con ayuda de la Diputación
La Diputació de València está a punto de completar la elaboración de los ocho primeros planes de actuación municipal que servirán a otros tantos municipios en la prevención ante el riesgo de inundaciones. La colaboración que la institución provincial ha prestado por iniciativa propia, se ha ceñido a aquellas localidades de menos de 5.000 habitantes que están catalogadas como de máximo riesgo de sufrir episodios de gota fría e inundaciones.

Al carecer todo ellos de capacidad técnica para sacar adelante estos planes, ha sido la propia Diputació la que ha decidido enviar a sus técnicos para, tras un análisis exhaustivo sobre el terreno de la problemática específica que tiene cada población, redactar íntegramente los informes pertinentes y explicar de manera detallada a cada ayuntamiento cómo se debe actuar ante una emergencia de estas características.
La diputada de Asistencia a Municipios, Amparo Orts, ha destacado el objetivo de estos planes, “que consiste en la protección de los vecinos, los bienes y el medio ambiente frente a casos graves de inundaciones”, asegurando que “después de los episodios de los últimos años, la Diputació ha creído conveniente intervenir por iniciativa propia en aquellas localidades que realmente lo necesitaban”.
Municipios beneficiados
Los municipios que ya cuentan con su plan de actuación finalizado son Albalat de la Ribera, Benicull de Xúquer, Fortaleny, Riola, Polinya de Xúquer y Bonrepós i Mirambell. Los cuatro últimos están pendientes de su aprobación, trámite que depende de la Generalitat. A ellos hay que añadir Sollana y Benimuslem, que se encuentran actualmente en fase de redacción.
Albalat de la Ribera es una de las poblaciones más expuestas a sufrir fenómenos de este tipo ya que, al encontrarse a orillas del río Júcar, se debe controlar en todo momento el nivel del agua durante las lluvias. Hasta ahora, cada vez que tenía lugar un episodio de gota fría, se actuaba según la experiencia acumulada en ocasiones anteriores. Con el nuevo plan de actuación, el ayuntamiento ya sabe exactamente cómo proceder en estos casos.

El alcalde de Albalat, Felip Hernandis, señala que “se trata de un plan muy sencillo, que se desarrolla en 4 fases. Una vez se ha comprobado que el nivel del río rebasa un punto de referencia, se avisa a la Acequia Real del Júcar, se colocan unos portones en varias acequias, la policía local corta todos los caminos y yo como alcalde activo el plan. Los vecinos saben que el riesgo seguirá existiendo, pero a partir de ahora sabremos controlarlo mejor”.
Está previsto que a lo largo del primer semestre de 2020 los ocho municipios cuenten con la aprobación definitiva de estos planes y puedan así estar listos para la época de mayor peligro de inundaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario