domingo, 21 de abril de 2019

Pierde fuerza el peor temporal de abril en 50 años en la Comunitat


infoJUCAR | Caídas de árboles, accidentes de tráfico, corte de carreteras y cierre del tráfico marítimo, entre las consecuencias del frente que ha afectado especialmente al sur de la provincia y a Alicante
El peor temporal de lluvia y viento que ha sufrido el sur de la Comunidad Valenciana y Murcia en los últimos 50 años en un mes de abril pierde fuerza, después de haber dejado 'una huella' de calles inundadas, puertos cerrados, árboles caídos, algún herido, cortes de tráfico y unos 2.500 pasajeros de tren afectados.

A mitad de Semana Santa una borrasca atlántica estropeó el tiempo en buena parte del país, cebándose con el Mediterráneo y puntos del sur peninsular, donde se registraron una bajada brusca de las temperaturas y fuertes rachas de viento además de abundantes lluvias, como en el caso del municipio alicantino de Torrevieja.
Allí, ayer, los pluviómetros recogieron en 24 horas hasta 170 litros por metro cuadrado. Y es que, tanto el sur de la Comunidad Valenciana como la Región de Murcia han vivido estos días el mayor temporal de viento y lluvia en un mes de abril en 50 años, según datos del Laboratorio de Climatología de la Universidad de Alicante.
Pero, este ha perdido virulencia, aunque persistirán las precipitaciones: la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) prevé que hoy y mañana continúe la inestabilidad en el área mediterránea, además de en la zona del Estrecho y en Melilla y que el mal tiempo se pueda extender algo a puntos del norte de la Península Ibérica.
Una de las consecuencias del temporal en el área mediterránea ha sido el cierre ayer de tres puertos marítimos valencianos; la mejoría ha provocado la reapertura a las 8:04 horas de hoy del puerto de Valencia, pero el de Sagunto y Gandía siguen cerrados.
No obstante, el litoral de esta comunidad permanece en alerta, esta vez alerta amarilla, por riesgo de lluvias, viento y también fenómenos costeros, con olas que podrían llegar a los tres metros.
En esta comunidad, donde también ayer, el peor día, se registraron rachas de viento de 85 kilómetros por hora en concreto en El Altet (Alicante), Emergencias de la Generalitat recibió 5.687 llamadas telefónicas, la mayoría por cuestiones sanitarias y por incidencias relacionadas con los episodios de lluvia y viento.
Esto en 24 horas -desde las 7 de la mañana de ayer hasta la misma hora de hoy-, en las que también han tenido que estar pendientes del río; a última hora del sábado la Confederación Hidrográfica del Segura alertó de una subida del nivel y, aunque en un primer momento estuvo en alerta roja, con 5,45 metros de nivel, después pasó a alerta naranja en su zona baja al descender el nivel a 4,08 metros.
Aunque la situación ha mejorado, las autoridades siguen pidiendo precaución por riesgo, por ejemplo, de caídas de árboles o ramas.
El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha visitado este domingo el Centro de Coordinación de Emergencias-112 y ha dicho que a pesar de las muchas incidencias "no ha habido problemas importantes", lo que a su juicio significa que en la Comunitat Valenciana "estamos preparados ante situaciones excepcionales".
El temporal también ha afectado a pasajeros de tren, alrededor de 2.500 de líneas de larga distancia del Corredor Mediterráneo, 1.100 de los cuales se encontraban ayer en estaciones de Castellón.
Una avería de una catenaria entre Vandellós y Cambrils ha tenido interrumpida la circulación ferroviaria en ese tramo del Corredor del Mediterráneo nueve horas y, según informó hoy Renfe, los pasajeros podrán ser reubicados este domingo en otros trenes.
Los técnicos de Adif restablecieron a la 1.40 horas de esta madrugada la circulación en ese tramo.
En la Región de Murcia también el temporal ha perdido fuerza, donde las lluvias apenas hoy serán significativas, aunque el viento sí afectará a la zona del litoral y Altiplano; allí, según la Aemet, se podrían alcanzar rachas máximas de hasta 70 kilómetro por hora.
El Centro de Coordinación de Emergencias recibió ayer un total de 499 llamadas relacionadas con las lluvias, la mayoría por achiques de agua, obstáculos en vía que dificultan la circulación en distintos municipios y una veintena de personas que se habían quedado bloqueadas con sus vehículos en carreteras por embolsamiento de agua.

También a última hora de ayer, se abrió al tráfico el carril en sentido Murcia que permaneció cerrado en la Autovía de San Javier (RM-19).
Aunque la situación ha mejorado, la Aemet espera para mañana precipitaciones localmente fuertes, con tormentas e intervalos fuertes de viento, en Cataluña, comunidades de Valencia y Murcia y Baleares -Menorca estará en alerta naranja por riesgo importante de fenómenos costeros-.
Durante la tarde del lunes un frente atlántico comenzará a afectar a Galicia con precipitaciones que se extenderán al final del día al resto del tercio occidental; en el resto de la península persistirá la probabilidad de chubascos dispersos con predominio de vientos flojos del sur. EFE

No hay comentarios:

Publicar un comentario