El COR construirá una planta que convertirá los residuos orgánicos en abono para el campo


infoJUCAR | El organismo baraja aplicar en el centro de Gandia una experiencia piloto para recoger los desechos que se pueden reutilizar en agricultura
El Consorcio para la Gestión de Residuos (COR) ha cambiado de rumbo y ha puesto en marcha un moderno plan para tratar tanto la basura convencional, como aquella que es biodegradable, es decir, los desechos que con el tiempo desaparecen por sí solos o que se pueden reutilizar para otros fines. 

De hecho, tal como detalle el diario Las Provincias, tiene previsto habilitar una planta de compostaje, donde los residuos orgánicos se conviertan en abono y se destine a la agricultura, entre otros usos.
Atrás quedó el proyecto de macroplanta de basura que en las últimas legislaturas se tenía previsto construir en la localidad de Llanera de Ranes y que tenía un coste de 104 millones de euros. Ahora el COR, integrado por la Safor, Vall d'Albaida, la Costera, Canal de Navarrés y Valle de Cofrentes-Ayora, quiere fomentar «uso circular» de muchos de elementos que acaban su vida en un vertedero.
En estos momentos los gestores del COR tienen la mirada puesta en la reutilización máxima de los residuos. Para ello, además de las ya existentes plantas de transferencia de Ròtova y Bufali, el COR prevé habilitar cuatro plantas de tratamiento de los bioresiduos, desde alimentos que se desechan a otros elementos naturales que pueden tener otros uso, leña o poda por ejemplo.
Más reciclaje
La idea del COR, como dijo el gerente, Sergi Pérez, es «dar un paso más» en la recogida selectiva e intentar que los usuarios separen aún más la basura. Esto quiere decir que se pretende evitar que en de la tradicional bolsa de basura se deposite todos aquellos bioresiduos. Para ello, el COR se ha fijado como meta, en los próximos años, incorporar un «quinto contenedor, el marrón». | LEER NOTICIA COMPLETA |

Comentarios