lunes, 28 de enero de 2019

Las cabras conquistan el Castellet de Villanueva de Castellón


infoJUCAR | Detectan una colonia de al menos cinco ejemplares asentada en torno a la vieja fortaleza que da nombre a la localidad
El notable repunte de la población de cabra montés en las montañas que circundan la Ribera ha dado lugar en los últimos años a escenas insólitas como verlas corretear por las calles de Sumacàrcer o incluso acercarse al patio del colegio de Antella en busca de restos de bocadillos en las papeleras.

Tal como informa el diario Levante-EMV, los incendios registrados en Cortes de Pallás o Millares contribuyeron en un momento dado a desplazar esta fauna salvaje hacia zonas donde tuvieran más facilidad para encontrar sustento, aunque las cabras siguen colonizando nuevos espacios. 

Dos aficionados a la fotografía de Villanueva de Castellón, Valerià Benetó y Joanjo Puertos, consiguieron el pasado fin de semana la prueba gráfica de que las cabras han conquistado el Castellet, las ruinas de una fortaleza que da nombre al municipio. 
Alertados unos días antes por un agricultor, se apostaron al alba para contemplar los movimientos de hasta cinco ejemplares, tres de ellos muy jóvenes y activos. La llegada de un cazador a la zona ahuyentó a esta colonia que, al parecer, se encuentra perfectamente asentada en este entorno.
Puertos explicó que la presencia de cabras montés por las montañas del término municipal había sido comentada desde hace algún tiempo ya que algunos vecinos habían llegado a verlas e incluso circuló alguna fotografía realizada con un teléfono móvil, aunque todo apunta a que inicialmente su presencia era esporádica hasta que, con el tiempo, se ha asentado una pequeña colonia que, precisamente, ha ocupado uno de los símbolos del municipio: el Castellet.
«Las vimos por primera vez la semana anterior. Habíamos oído que alguien ya las había visto, pero ese jueves un agricultor llamó a Valerià para que las pudiera contemplar y ya hizo algunas fotos. Volvió el día siguiente y el sábado quedamos y seguían allí. Para nosotros fue muy interesante que aparecieran en la torreta característica del Castellet», relató Joanjo Puertos, mientras comentaba que unos disparos de un cazador en una zona próxima las asustaron y durante unos días no se han dejado ver. | LEER NOTICIA COMPLETA

No hay comentarios:

Publicar un comentario