La Diputación paga el transporte a cuatro niños para mantener abierta la escuela de Benissuera

El centro Riu Albaida es un colegio rural público que cuenta con seis menores matriculados y oferta también educación de 2 a 3 años

La lucha contra la despoblación consigue, en ocasiones, grandes victorias con políticas alejadas de grandes titulares pero que son pilares fundamentales para que muchos servicios y prestaciones en localidades con pérdida de población no pongan el cerrojo de manera definitiva.

El colegio de Benissuera tiene matriculados seis alumnos y oferta educación de 2 a 3 años. Cuatro de estos niños y niñas viven en poblaciones vecinas de la Vall d’Albaida y requieren transporte escolar para acudir cada día a clase. Una subvención de la Diputació de València para cubrir el coste del autobús escolar permite que el centro educativo siga abierto y el curso en marcha.

Tal como detalla el diario Levante, La escuela rural destaca por su sistema de enseñanza circular o concéntrica, con alumnos de distintas edades que pueden escuchar lo que las maestras y maestros explican a sus compañeros, una posibilidad de repaso para los mayores y de adelantar materias para los pequeños más aventajados.

Para el diputado de Desarrollo Rural, Ramiro Rivera, «estas ayudas son fundamentales para municipios pequeños como Benissuera, y de ellas depende que un servicio tan importante como la educación infantil se siga prestando en el municipio, contribuyendo a que las familias sigan habitando estos núcleos y combatiendo el fantasma de la despoblación que afecta a las zonas de interior» / LEER NOTICIA COMPLETA

.-

Comentarios