La ‘pantanada’ de Tous sentó las bases del actual sistema de avisos meteorológicos

El meteorólogo Ángel Rivera recuerda cómo cambió la manera de informar la 'Pantanada de Tous', hace 38 años

El meteorólogo Angel Rivera ha recordado este martes cómo fueron las fuertes lluvias que ocurrieron en la provincia de Valencia durante la madrugada de hace 38 años y que recibió el nombre de 'Pantanada de Tous', un hecho que supuso un cambio en la información meteorológica.

El que fuera portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) ha rememorado ese 20 de octubre de 1982, cuando llevaba solo unos meses en el Instituto Nacional de Meteorología (INM) y no tenía las "facilidades" con las que se cuentan hoy en día porque no existía ningún sistema de avisos meteorológicos. Esta historia está plasmada en un capítulo de su libro 'Recuerdos del tiempo'.

Ese día, sobre todo durante la madrugada, una lluvia intensa sobre la cuenca media del Júcar, ocasionó la rotura de la presa de Tous, lo que provocó una "inmensa y destructora pantanada" en la comarca de la Ribera en Valencia.

"En principio se estimó que habían caído algo más de 400 litros por metro cuadrado en seis horas, investigaciones posteriores llegaron a afirmar que en algún observatorio de la Muela de Cortes se habían superado los 1000 milímetros con lo cual se superaría el período de retorno de 500 años, lo que da una idea de la magnitud de aquel fenómeno", ha relatado.

Aquella situación preocupó al Centro de Predicción, tal y como cuenta Rivera, y es que los mapas con los que contaban no eran de gran calidad. Rivera y su equipo eran sabedores de que en las próximas 24 horas había muchas posibilidades de lluvias intensas en el área mediterránea pero no podían precisar la zona ni la cantidad de agua que podía caer.

"Teníamos las imágenes de baja resolución de Meteosat pero éramos todavía muy poco expertos en su interpretación y además llegaban con al menos media hora de retraso. A mí, todo ello me provocaba una marcada sensación de impotencia y frustración aunque me daba cuenta de que no podíamos hacer más", ha contado.

La predicción que realizaron fue que se esperaba chubascos y tormentas en Levante pero "poco se podía hacer". Sin embargo, esta situación provocó que el Plan de Renovación intensificase los trabajos y que todo cambiase. El informe rápido de la situación, realizado por Rivera y sus compañeros, ha servido como referencia básica del INM sobre aquella situación.

Una de las conclusiones que detalla este documento es que esas lluvias habían sido causadas por lo que en la actualidad se llama Depresión Atmosférica Aislada en Niveles Altos (DANAS).

.-

Comentarios