La Generalitat no se plantea restricciones al uso del agua en la Comunitat

La Guardia Civil destapa en Almansa una trama que importó 37 millones de kilos de residuos peligrosos


infoJUCAR | Los tres investigados trataban de disponer del mayor acopio posible de vidrio procedente de monitores y pantallas en las dos versiones, vidrio de pantalla y vidrio de tubo de rayos catódicos
La Guardia Civil ha investigado a tres personas, de 42, 48 y 52 años, por un delito contra los recursos naturales y el medio ambiente, por la importación de más de 37 millones de kilogramos de residuos peligrosos sin autorización.

La operación 'Vitreus' la ha llevado a cabo el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil de Albacete, según ha informado la Comandancia de la Guardia Civil de Albacete en un comunicado.
La operación se ha desarrollado en el marco del proyecto Tecum de la Comisión Europea, que pretende combatir el tráfico ilegal de residuos.
En mayo de 2017 el Seprona detectó un flujo significativo de traslados de residuos con destino a la provincia de Albacete y con la información disponible en las administraciones competentes, estatal y autonómica, cotejaron que los movimientos tenían origen en países de la Unión Europea y fuera de ella.
Los primeros datos obtenidos abarcaban los años 2015, 2016 y 2017 y de ellos se desprendía que a la provincia de Albacete habrían llegado más de 72 millones de kilos de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos.
Durante el año y medio que han durado las investigaciones, los agentes han reconstruido el circuito comercial de estos residuos y han constatado que se habían importado sin autorización de países de la Unión Europea (Portugal, Italia, Luxemburgo, Chipre, Rumania y Grecia) y de terceros países (Estados Unidos, Canadá y Colombia) más de 37 millones de kilogramos residuos considerados peligrosos por su propia composición.
El destino de todos estos residuos era una empresa de la provincia albaceteña aunque intervenían en la operación, como negociantes, dos mercantiles de la Comunidad Valenciana.
Los residuos investigados provenían esencialmente de la sustitución de antiguos televisores y monitores, y en particular los dos tipos de vidrio que tienen, la pantalla y el tubo de rayos catódicos.
De hecho, los tres investigados trataban de disponer del mayor acopio posible de vidrio procedente de monitores y pantallas en las dos versiones, vidrio de pantalla y vidrio de tubo de rayos catódicos.
Las importaciones se realizaban eludiendo la tramitación administrativa correspondiente y, además, la posibilidad de suministrar este material en grandes cantidades al sector de la cerámica les aportaba un beneficio económico.
Las diligencias policiales instruidas han pasado a disposición del Juzgado de Instrucción de guardia de Almansa (Albacete).

Comentarios