La Diputación dispondrá de 600 millones de euros en un presupuesto histórico que reforzará el municipalismo

La Comisión de Hacienda provincial ha presentado las cuentas de la Diputació de València para 2022, que se traducen en un presupuesto histórico de 592.301.397,84 euros, 42 millones más que en el ejercicio anterior.

 La partida más alta de la serie histórica de la institución se someterá a votación en el pleno del próximo martes 21 de diciembre, y además del incremento de las inversiones en infraestructuras, servicios, carreteras y transformación digital y ecológica en los municipios, contempla la reducción del endeudamiento y los gastos necesarios para el cierre definitivo de Divalterra y la puesta en marcha de un Plan Estratégico de Recursos Humanos.

Con este presupuesto, el equipo de gobierno que dirige Toni Gaspar consolida un proyecto de legislatura que ha duplicado las inversiones en los municipios para que puedan ejercer con garantías su autonomía, y pondrá a disposición de los ayuntamientos más de 160 millones de euros de forma directa, cuyo destino será determinado por los responsables locales.

El documento que se someterá el martes a votación no descuida otros retos en la gestión como el mayor control económico-financiero de las áreas para evitar cualquier discrecionalidad en las ayudas y servicios; el rediseño de una institución más humana y profesionalizada que se vuelque con el municipalismo; la eliminación de la burocracia y la simplificación de los entes dependientes para ganar en eficiencia; el adelanto en la publicación de las subvenciones para garantizar su ejecución; y la rápida movilización de recursos para dar respuesta a situaciones sobrevenidas como la pandemia.

En cifras, la Diputación inyectará el próximo año en los municipios 70 millones de euros del Plan de Inversiones 2022-23; mantendrá los 42,5 millones iniciales para el Fondo de Cooperación Municipal y sus apéndices de turismo y despoblación; e incrementará en 19,7 millones de euros las transferencias corrientes; en 14,3 millones la partida de Medio Ambiente; en 5,1 millones el capítulo de inversiones; en 4,2 millones los recursos para Carreteras; y en otros dos millones la asignación para Servicios Sociales, que supera los 24 millones de euros.

En palabras del diputado de Hacienda, Vicent Mascarell, “el presupuesto para 2022 es continuista en la apuesta por seguir mejorando la financiación de los municipios, al tiempo que refuerza las políticas sociales y medioambientales y tiene en cuenta los gastos necesarios para la integración de los trabajadores de Divalterra por la corporación y el Consorcio de Bomberos, el asesoramiento a los municipios y la nueva política de recursos humanos que tiende a la profesionalización de la plantilla y su adaptación a las necesidades de los ayuntamientos”.

Entre las principales partidas, Mascarell destaca “los 70 millones de euros que recibirán en 2022 los municipios del primer tramo del nuevo Plan de Inversiones; los 42,5 millones presupuestados en un principio para el Fondo de Cooperación y que si se cumple la previsión se acabarán incrementando con el remanente, como ha sucedido en los últimos años; los más de 100 millones destinados a Medio Ambiente y el Consorcio de Bomberos, que asume a los brigadistas de Divalterra; los 134 millones que irán directos al Hospital General; los 50,8 millones para Carreteras y los 24,1 para Servicios Sociales”.

Desglose presupuestario

La histórica partida de 592,3 millones de euros con la que contará el próximo año la Diputació de València se desglosa de forma similar a la de anteriores ejercicios, con un incremento generalizado en todas las áreas fruto de los 42 millones de euros que se suman al montante de las últimas cuentas. Entre los distintos capítulos del presupuesto destaca el cuarto, que recoge las transferencias corrientes, con una subida de 19,7 millones que en buena medida se debe a los 15 millones que elevan la aportación al Hospital General hasta los 134 millones de euros.

El capítulo sexto es de las inversiones, que cuenta con un incremento global de 5,1 millones de euros respecto a la cifra inicial del anterior presupuesto. Destacan en este ámbito los 4,2 millones adicionales de los que dispondrá el área de Carreteras, que alcanza una partida de 50,8 millones de euros y los 700.000 euros con los que se mejora la dotación del programa de proyectos técnicos de Patrimonio.

Otro de los capítulos importantes de las cuentas provinciales es el de subvenciones directas o transferencias de capital que, con un incremento de nueve millones de euros, alcanza los 102 millones para 2022. En este apartado destaca fundamentalmente el Plan de Inversiones que coordina el área de Cooperación Municipal, con una dotación de 70 millones de euros para el próximo año y otros 70 millones para 2023. Este plan bianual, que integra muchas de las ayudas concedidas antaño de forma dispersa para evitar burocracia y facilitar su tramitación y ejecución, se ha convertido en el principal programa inversor de la Diputación, que ya destinó 140 millones que han servido para financiar más de 2.000 proyectos de obras y servicios en los municipios valencianos entre 2020 y 2021.

También cabe mencionar en el capítulo de transferencias de capital las ayudas de la Estrategia Reacciona, un programa que incentiva la gestión medioambiental en las comarcas y que subvenciona la implantación de planes locales de gestión de residuos; proyectos en materia forestal y prevención de incendios; la recuperación de espacios naturales; y la ejecución de vías ciclopeatonales que vertebran el territorio con la vista puesta en los otros usuarios de la red viaria provincial. En total, 14,3 millones de euros, 1,2 millones más que en 2021.

Principales partidas

El análisis del presupuesto por áreas evidencia claramente la hoja de ruta del actual equipo de gobierno, encaminada a dotar de recursos y liquidez a los municipios, garantizar los servicios sociales básicos e incentivar a los ayuntamientos para llevar a cabo políticas verdes con la vista puesta en el horizonte 2030. En este sentido, el área de Cooperación Municipal y la de Medio Ambiente superan los 100 millones de euros y la de Hacienda, que se encarga de las aportaciones al Fondo de Cooperación Municipal, roza los 90 millones.

El área de Medio Ambiente que dirige la vicepresidenta Mª Josep Amigó supera la barrera de los 100 millones, teniendo en cuenta que de la sección depende el Consorcio Provincial de Bomberos y que del consorcio dependerán los brigadistas de la Diputación, una vez completada la disolución de Divalterra. En consecuencia, 56,6 millones irán destinados a políticas medioambientales, 14,3 millones más que en el anterior ejercicio, y 54,6 millones al Consorcio de Bomberos. Además, se incluyen 600.000 euros en previsión de gastos ocasionados por el proceso de cierre de Divalterra, en mano de la empresa liquidadora.

El área de Cooperación Municipal que dirige el vicepresidente Carlos Fernández Bielsa contará con un presupuesto de 102 millones de euros, casi una cuarta parte del total si dejamos al margen los 134 millones que van directos al Hospital General como transferencia corriente. El departamento de Bielsa se encarga de coordinar el Plan de Inversiones, dotado con 70 millones de euros en 2022, así como de ayudar a los ayuntamientos en la redacción de los proyectos, con una asignación que pasa de uno a cinco millones de euros. También abarca otras partidas como los seis millones de euros para Turismo, que crece 1,5 millones en su primer ejercicio tras la absorción del Patronato por parte de la Diputación; los 5,5 millones para Asesoramiento Municipal; los 2,7 millones para Desarrollo Rural; y el millón y medio de Cooperación al Desarrollo y la colaboración con distintas ONG’s.

La dotación del área de Carreteras que dirige el vicepresidente Rafa García supera los 50 millones de euros, 4,2 más que en el anterior ejercicio, en el que, entre otras actuaciones de mantenimiento y mejora de la seguridad vial, destacó la puesta en servicio de la Variante Norte de Bétera, la infraestructura más ambiciosa de la legislatura con una inversión cercana a los 20 millones de euros, cuya segunda fase se ejecutará en el año entrante.

Reducción de la deuda

El área de Hacienda, por su parte, tiene presupuestados 89 millones de euros, de los cuales la mitad quedarán asignados al Fondo de Cooperación Municipal junto a la Generalitat y las aportaciones extraordinarias para municipios turísticos y localidades en riesgo de despoblación. El departamento que dirige Vicent Mascarell aporta de inicio los 20 millones que asigna el Consell a la provincia, más otros 20 millones adicionales, los 2,5 millones para turismo y despoblación y la posibilidad de destinar parte del remanente a este mecanismo que permite “agilizar la concesión de las ayudas a los pueblos y que los ayuntamientos puedan destinar el dinero tanto a inversión como a gasto corriente”, recuerda Mascarell.

Por último, el área de Hacienda se encarga igualmente de la amortización de préstamos y el control del endeudamiento. Los recursos para préstamos en el ejercicio 2022 se reducen de 39,7 a 36 millones, mientras que a lo largo del ejercicio 2021 se redujo anticipadamente la deuda de la corporación provincial en 15 millones de euros, además de las amortizaciones previstas en el presupuesto inicial del pasado año. Para el cierre de 2022, el responsable de Hacienda prevé que el endeudamiento de la Diputación “se sitúe en torno al 25,6%, una cifra muy alejada del tope estatal fijado en el 75%”.

 

.-

Comentarios