Los parques de bomberos voluntarios de la Diputación dispondrán de siete camiones nuevos

 

Los parques de bomberos voluntarios de la Diputació de València dispondrán de siete nuevos camiones. Así lo ha avanzado la presidenta del Consorcio de Bomberos de València y vicepresidenta de la corporación provincial, Maria Josep Amigó, durante su visita a los parques de Titaguas, Chelva y Sinarcas, acompañada por el gerente del Consorcio, Josep Ballester, y el inspector jefe, José Miguel Basset.

Amigó ha detallado que los siete vehículos serán camiones con bombas rurales pesadas, con un coste global de tres millones de euros, unos 420.000 euros por vehículo. Los camiones llegarán a todos los parques de voluntarios y actualmente ya está licitada la compra de cinco de ellos, mientras que los otros dos se adjudicarán con cargo al presupuesto de 2022.

La presidenta del Consorcio Provincial de Bomberos ha podido comprobar con los responsables y bomberos de cada parque sus necesidades, ya que “hay que tener en cuenta también las infraestructuras que tienen, el material que necesitan y estar a su lado, escuchar sus reivindicaciones y por eso nos hemos acercado aquí a estos parques para conocer de primera mano el trabajo que hacen cada día”.

Un trabajo muy importante y que refuerza la labor del Consorcio en estas zonas del interior provincial, enclaves de baja densidad de población donde la presencia de los bomberos voluntarios resulta fundamental. Titaguas y Chelva se ubican en La Serranía, zona muy abrupta y montañosa, mientras que Sinarcas, en Utiel-Requena, es un punto estratégico al ser limítrofe con Cuenca.

Mª Josep Amigó ha destacado que en estas visitas “les hemos trasladado desde la dirección del Consorcio nuestro respeto y admiración por el trabajo que hacen, teniendo en cuenta que son personas que tienen su profesión y que después dedican su tiempo libre a ser bomberos voluntarios, ayudar a la ciudadanía y cuidar de su entorno”.

Hay que recordar que el Consorcio cuenta con una red de siete parques de bomberos voluntarios, ubicados en los tres municipios citados y en Navarrés, Cofrentes, Vallada y Ayora. En la actualidad, 123 personas son voluntarias de estos siete parques, que se caracterizan por estar estratégicamente distribuidos en zonas del interior de la provincia. A lo largo de 2020 llevaron a cabo un total de 720 actuaciones entre emergencias y prevenciones.



.-

Comentarios