Más de 26.000 pacientes han recibido sus medicamentos en casa durante el Estado de Alarma

Sanidad garantiza el mantenimiento de este servicio domiciliario para los pacientes que requieren tratamientos de dispensación y control hospitalario

La Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública va a mantener tras la pandemia el servicio de entrega de medicamentos a domicilio que se presta a través de las Unidades de Farmacia de Pacientes Externos (UFPE), y se va a contemplar que dicha entrega de medicamentos se pueda realizar también en las oficinas de farmacia, de acuerdo con las preferencias del paciente.

En este sentido, según ha destacado la consellera de Sanidad, Ana Barceló, "entre abril y junio de este año, cerca de 26.000 pacientes han recibido sus medicamentos en el domicilio gracias a la gestión que se ha llevado a cabo desde las Unidades de Farmacia Hospitalaria. El objetivo de esta medida es acercar la prestación farmacéutica a los ciudadanos".

Esta medida se ha llevado a cabo desde las UFPE gracias a la implantación de medios telemáticos, completados con un servicio de envío gestionado por la propia farmacia del hospital.

La Conselleria de Sanidad ha mostrado su interés y necesidad de mantener este servicio, de forma que el pasado mes de octubre, notificó a diferentes agentes las condiciones requeridas para garantizar la calidad en el servicio, el adecuado control y seguimiento y la autonomía del paciente.

Finalmente, esta medida se va a llevar a cabo gracias a un acuerdo de colaboración de Sanidad con los tres Colegios Oficiales de Farmacéuticos de la Comunitat Valeciana y las principales entidades de distribución farmacéutica, que presentaron una propuesta conjunta para desarrollar este servicio y que ha sido aprobada por el Comité de seguimiento del concierto con las oficinas de farmacia.

Durante este año, con motivo de la pandemia provocada por la Covid-19 se potenció la atención telemática y se han establecido mecanismos y procedimientos para evitar el desplazamiento de los pacientes a los centros sanitarios con el objetivo de evitar contagios.

Esta nueva modalidad, íntimamente relacionada con el concepto de 'Telefarmacia' y potenciada durante estos meses a causa del coronovaris, ha tenido muy buena acogida entre pacientes y usuarios del sistema sanitario público valenciano, por lo que la Conselleria de Sanidad lleva tiempo trabajando desde la dirección general de Farmacia para que este sistema se consolide en la práctica asistencial habitual en la Comunitat Valenciana.

De esta manera, Barceló ha indicado que "desde la Conselleria de Sanidad se va a desarrollar un Programa Telemático de Atención Farmacéutica al Paciente Externo, en el que se incluye, además de la propia atención farmacéutica por medios telemáticos, la ampliación de la cartera de servicios de los hospitales al incluir la dispensación de medicamentos en lugares diferentes al propio hospital, como son el domicilio o las oficinas de farmacia próximas al domicilio del paciente".

El acuerdo cumple con los requisitos de equidad, es decir el acceso de cualquier paciente. Además, va a suponer una mejora de la atención farmacéutica especializada y se amplían los puntos de entrega para el paciente.

De esta forma, a partir de ahora los pacientes que requieren de tratamientos dispensados en los servicio de farmacia hospitalaria podrán recogerlos en la UFPE de su hospital, en otra UFPE de un hospital cercano, en el centro de salud, en una oficina de farmacia o recibirlo en su propio domicilio. Este proceso estará coordinado desde las UFPE que, a su vez, mantendrá la actividad presencial y dispensación tradicional en los hospitales.

90.000 personas atendidas al año en las UFPE

Actualmente, se calcula que unas 90.000 personas son atendidas cada año por las 23 Unidades de Farmacia de Pacientes Externos (UFPE) hospitalarias existentes en la Comunitat Valenciana. La mayoría de los pacientes, aproximadamente un 70%, son pacientes crónicos, afectados de enfermedades como el cáncer, infección por VIH, hepatitis B y C, esclerosis múltiple, ELA, enfermedades inmunomediadas, etc.

Se trata en su mayoría de enfermedades crónicas, raras o degenerativas que requieren de medicamentos dispensados por las unidades de farmacias hospitalarias, en repetidas vistas al hospital, y cuyos tratamientos han experimentado un importante crecimiento y tienen gran impacto sanitario.

.-

Comentarios