Zarra expone sus cuatro campanas tras los trabajos de restauración antes de subirlas al campanario

En el yugo de una de ellas ha sido colocada una placa en recuerdo de José Teruel Domínguez (Juanero), el último campanero mayor de Zarra fallecido hace unos años

La Casa de Cultura de la localidad valenciana de Zarra expone, desde esta semana y durante dos semanas más, las cuatro campanas del campanario de la iglesia parroquial de Santa Ana, una torre exenta que se encuentra a 50 metros del templo.

Las campanas han sido sometidas a “unos trabajos de limpieza y se han sustituido los yugos de hierro forjado por unos de madera, a cargo de la empresa Relojes y Campanas Monumentales, y la previsión es que permanezcan expuestas hasta que finalice la electrificación del campanario donde ya no se realizarán volteos manuales”, han indicado desde el Ayuntamiento, del que depende el campanario.

Igualmente, en el yugo de la campana llamada “Santa María” ha sido colocada una placa “en recuerdo de José Teruel Domínguez (Juanero), el último campanero mayor de Zarra fallecido hace unos años, como homenaje puesto que su vida eran las campanas, que él tocaba empujándolas a mano desde lo alto del campanario sin utilizar cuerdas”, han apuntado desde el Consistorio.

El campanario de Zarra cuenta con la singularidad de estar en mitad de la plaza ya que fue proyectado a finales del XVIII como parte del templo parroquial, que quedó inacabado, y por eso la torre está separada.

Una vez finalicen las obras para instalar el cableado en la torre e incorporar el sistema eléctrico para la automatización del toque de campanas, éstas volverán a ser subidas al campanario, según las previsiones en un par de semanas.

Las cuatro campanas son, de mayor a menor peso: “Santa María” de 264 kilos de peso y 77 centímetros de diámetro; “Santa Ana” de 199 kilos y 70 centímetros; “San Antón” de 113 kilos y 58 centímetros; y “Niño Jesús de Zarra-Maria Pilar”, conocida como “el Niñico”, de 70 kilos y 55 centímetros.



.-

Comentarios