martes, 4 de febrero de 2020

Chella aprueba dos ordenanzas para evitar el deterioro urbanístico del municipio


infoJUCAR | El Registro de Solares y Edificios a Rehabilitar y la Ordenanza del Deber Urbanístico de Conservación buscarán promover con el vecindario la puesta en valor del núcleo urbano
Desde finales del siglo XX, en Chella como en muchos núcleos de población se ha dado un abandono paulatino del centro histórico del municipio, que acostumbra a ir acompañada de un progresivo envejecimiento de la población residente, normalmente con rentas más limitadas.

La zona antigua de los municipios está unida singularmente a la memoria colectiva de los vecinos, y constituyen un eje fundamental en el paisaje urbano. No se trata solo de una cuestión de carácter económico sino que se trata de un patrimonio cultural del municipio.
Las últimas doctrinas en urbanismo abogan de forma especial en el concepto de “Rehabilitación urbana sostenible” como una forma de revertir el proceso de abandono y degradación, produciendo una revitalización social, urbana, ambiental y económica de estas áreas. Al urbanismo es necesario dotarle de un plus de compromiso con los ciudadanos, encontrando una fórmula que ayude a la conservación, rehabilitación y dinamización del municipio, muy especialmente del casco antiguo, intentando fortalecer la actividad comercial, el turismo, los flujos de población y la articulación de unas dotaciones comunes para todos los vecinos.
En este marco el Ayuntamiento de Chella ha aprobado sendas ordenanzas para promover la rehabilitación y conservación del núcleo urbano. Así, se ha creado el Registro de Solares y Edificios a Rehabilitar, un instrumento al que la legislación dedica un amplio estudio, y que permite de un lado dar publicidad a estas situaciones, así como, por otro, determinar posibles soluciones ante la inactividad del propietario en el cumplimiento de sus deberes de conservación y rehabilitación.
También se ha dado luz verde a la Ordenanza Reguladora del Deber Urbanístico de Conservación, que regula el deber de conservación, definiendo el alcance y contenido de la orden de ejecución, fijando el régimen jurídico y de procedimiento, así como el régimen sancionador aplicable con ocasión de su incumplimiento-

No hay comentarios:

Publicar un comentario