domingo, 4 de agosto de 2019

La Universidad de Valencia encuentra un producto para combatir la plaga de cucarachas

infoJUCAR | Desarrollado inicialmente para prevenir el Chagas, encapsula el insecticida en una capa de pintura y ha logrado reducir "drásticamente" la presencia de insectos en las calles de Valencia

Se dice que si se desatase un holocausto nuclear el único ser vivo que sobreviviría a la radiación posterior sería la cucaracha. Su resistencia vital la conocen bien los exterminadores que tratan de frenar su proliferación en todas las ciudades del mundo: nadie ni nada ha conseguido acabar con ellas tras años de combates insecticidas. 

El resultado: cuando llega el verano con su calor y humedad, las cucarachas se adueñan de las calles de cualquier núcleo urbano.
Es entonces, en el periodo estival, cuando los huevos (ootecas) eclosionan y cuando las cucarachas ofrecen su único punto débil. Porque sólo cuando abandonan la fase embrionaria son vulnerables a los tratamientos químicos, incapaces, pese a todo, de barrer completamente de las calles uno de los insectos que más repugnancia produce. Hasta ahora.
Tras años de batalla, tal como detalla el diario El Mundo, en Valencia han dado con un nuevo tratamiento que ha frenado en seco el avistamiento de cucarachas sobre el pavimento urbano pese a que las condiciones de calor y humedad son ideales para una reproducción masiva.
Bajo la dirección del Instituto Cavanilles de la Universitat de València, la contrata municipal de control de plagas, Lokímica, ha dado con el producto definitivo, el Inesfly, un nuevo insecticida que ha reducido "drásticamente" la presencia de este tipo de insectos en la vía pública. Se trata de un tratamiento que empezó a utilizarse en 2015 de manera experimental y que ha proporcionado a los técnicos municipales el arma definitiva para combatir a las cucarachas. | LEER NOTICIA COMPLETA |

No hay comentarios:

Publicar un comentario