jueves, 1 de agosto de 2019

El CSN comunicó un apercibimiento a Cofrentes en 2018 por un procedimiento de evaluación


infoJUCAR | El Consejo entrega su informe al Parlamento concluyendo “que todas las instalaciones nucleares funcionaron de forma segura en 2018 sin que haya habido situaciones de riesgo indebido"
El Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) comunicó en 2018 un apercibimiento a la central nuclear de Cofrentes por incumplir una instrucción sobre la apertura de un procedimiento de evaluación y resolución de condiciones anómalas relativas al desequilibrio de caudal en el sistema de agua.

En su informe anual recién remitido al Parlamento, donde el organismo detalla las actividades desarrolladas durante el año pasado, explica que el apercibimiento se debió al incumplimiento del apartado noveno de la instrucción IS-21, que establece la necesidad de abrir un procedimiento de evaluación y resolución de condiciones anómalas en el caso de que se descubran dichas situaciones.
En este caso, la condición anómala debería haber analizado el desequilibrio de caudal experimentado por ambas líneas del sistema de agua de alimentación principal, suceso que acabó con la rotura de una válvula de retención.
El CSN asegura en el informe de 2018 que todas las instalaciones nucleares funcionaron de forma segura en 2018 "sin que haya habido situaciones de riesgo indebido".
Según el informe, los titulares de centrales nucleares notificaron 39 sucesos en 2018, pero todos clasificados como nivel 0 en la Escala Internacional de Sucesos Nucleares (INES), que cuantifica la importancia de un suceso nuclear y radiológico desde el punto de vista de la seguridad.
El documento pone de manifiesto "el correcto funcionamiento de las instalaciones nucleares y radiactivas en España, que han operado de forma segura, garantizando la protección radiológica de los trabajadores, la población y el medio ambiente" explica el CSN en una nota de prensa.
El organismo propuso en 2018 la apertura de dos expedientes sancionadores. Uno, al titular Ascó II, por infracción leve debido al incumplimiento de la instrucción sobre requisitos aplicables a las modificaciones de diseño de centrales nucleares respecto a la inoperabilidad del generador diesel B de la unidad II por la no sustitución de manguitos flexibles con el plazo de vida útil superado.
El otro, al titular de Vandellós II, por incumplimiento de la instrucción sobre criterios a los que se han de ajustar los sistemas, servicios y procedimientos de protección física de las instalaciones y materiales nucleares.
Adicionalmente, el CSN comunicó siete apercibimientos a centrales nucleares en 2018: cuatro a Almaraz (Cáceres); dos a Ascó (Tarragona), y uno a Cofrentes (Valencia).
La mayoría de los hallazgos de inspección en 2018 fueron categorizados como "verdes" o de muy baja importancia para la seguridad -dentro del Sistema Integrado de Supervisión de Centrales (SISC)-, salvo uno de ellos, que fue "blanco", es decir, de baja o moderada importancia.
Las centrales estuvieron en situación de normalidad, con aplicación de programas estándares de inspección y corrección de deficiencias, según el documento.
La única excepción fue Ascó II que estuvo los tres últimos trimestres del año en la columna denominada de respuesta reguladora, por un hallazgo de color blanco, por inoperabilidad del generador diésel de emergencia tren B por fallo de un manguito flexible con vida útil superada y no apertura de condición anómala.
El total de inspecciones a las centrales nucleares durante 2018, incluyendo a Santa María de Garoña (Burgos), fue de 158. EFE

No hay comentarios:

Publicar un comentario