La situación de la cooperativa de Alatoz preocupa a los socios


infoJUCAR | La asamblea no aprobó las cuentas anuales y los olivareros mostraron su recelo por la deuda de aceite acumulada, mientras que el consejo rector aseguró que la entidad es «viable»
Socios de la cooperativa agraria Nuestra Señora del Rosario, de Alatoz, se comunicaron recientemente con La Tribuna de Albacete para expresar su preocupación por la situación económica de la entidad. 
Lo hicieron después de una «tensa asamblea», en la que no se aprobaron las cuentas anuales y los asistentes mostraron sus dudas sobre el futuro de la sociedad, debido a la deuda que acumula. Mientras, fuentes cercanas el consejo rector aseguraron que la cooperativa es «viable» y está «desarrollando su actividad con normalidad» en una campaña de recogida de aceituna que comenzó el pasado 8 de diciembre.

Este contexto parece agravar un clima de enfrentamiento en torno a la entidad que ya salió a la luz pública hace dos años cuando un grupo de socios denunció la aparición de aceite de orujo de oliva en lotes que debían ser de aceite virgen. A ello se suma el descontento de socios y clientes a los que no se ha entregado el aceite correspondiente a la aceituna que entregaron en la campaña anterior. Han llegado a ser más de 3.000 los olivareros, procedentes de toda la comarca, que la molían allí y muchos aseguran que «ahora no saben dónde llevar la oliva». En cuanto a la situación actual, el socio José Antonio Calero detalla que, en la asamblea, se presentó «un balance general, con las partidas más importantes» que no resultó creíble para los asistentes,  pues «118 votaron en contra de las cuentas y sólo nueve a favor». Lamentan especialmente «la falta de explicaciones» ante las dudas que les generó el informe. Según Calero, «se debe mucho aceite a los socios» pero no se ha facilitado información sobre la cantidad exacta.
Mientras, el asesor jurídico de la cooperativa, Francisco Javier Pardo, aseguró que «el informe del asesor económico-financiero manifiesta que la cooperativa es viable, aunque atraviesa problemas como también le ocurre a otras entidades de este tipo». Consultado por La Tribuna sobre la situación actual, afirmó que «los estados de cuentas y el patrimonio corroboran» que la entidad puede seguir con su actividad «y, de hecho, lo está haciendo con normalidad».
En cuanto a las deudas, Pardo reconoció que «es cierto que se están produciendo algunos retrasos en la entrega, a consecuencia de desajustes», pero añadió que «es una situación que se viene arrastrando desde consejos rectores anteriores» y que «no se ha creado» con el actual.

Comentarios