lunes, 10 de abril de 2017

'Tanquem Cofrents' organiza una marcha de protesta hasta la central del 5 al 7 de mayo

infoJUCAR | "La central no soportaría un terremoto máximo a día de hoy"
El Movimiento Ibérico Antinuclear (MIA) ha presentado en Valencia su campaña para pedir el cierre escalonado de las centrales nucleares de la Península Ibérica, cuyos permisos deben revisarse en 2024 y entre las cuales se encuentra la central de Cofrentes, que debe revisarse en 2021.

En la movilización para intentar lograr el cierre de las centrales, el Movimiento Ibérico actuará junto a la asociación "Tanquem Cofrents", que pide el cierre de la nuclear valenciana, en una iniciativa que ha conseguido el apoyo de Les Corts Valencianes y una quincena de ayuntamientos de la Comunitat, aunque la solicitud ha sido presentada a trece municipios más.
La plataforma ha mostrado su apoyo a Tanquem Cofrents debido a, según ha señalado, las "inestabilidades técnicas que se dieron en los 90, a las fisuras en elementos combustibles y a la anticuada metodología de los cálculos sísmicos", ya que la central de Cofrentes "no soportaría un terremoto máximo a día de hoy".
El Movimiento Ibérico Antinuclear ha propuesto el cierre de las centrales nucleares españolas según caduquen los permisos de explotación por el freno al desarrollo de energías renovables que supone la energía nuclear.
La primera central nuclear cuyo permiso caduca es la de Almaraz (Cáceres), "cuya continuidad no debe permitirse bajo ningún concepto", según ha señalado el físico nuclear y coordinador del Movimiento, Francisco Castejón.
El MIA cuenta con el apoyo de diferentes formaciones políticas a nivel nacional, como Podemos y "los responsables medioambientales del PSOE", frente a un Gobierno que la plataforma tacha de "pronuclear" y al que acusa de generar un "problema de democracia", ya que "la población es antinuclear y nunca se ha informado de ello".
Tras señalar la importancia de "internacionalizar el debate" sobre este asunto, Castejón ha aclarado que el renovar y cambiar el tipo de energías "no costaría más al consumidor".
El Movimiento Ibérico Antinuclear ha anunciado que el próximo 10 de junio se manifestará en Madrid para pedir el cierre de las centrales nucleares, mientras que la plataforma "Tanquem Cofrents" hará una marcha en señal de protesta desde Valencia hasta Cofrentes durante los próximos días 5, 6 y 7 de mayo, cuyos detalles contarán "más adelante". EFE

No hay comentarios:

Publicar un comentario